Casi me da la risa
 
 

            Reconozco que he tenido que contener la risa al leer la sentencia del Contencioso Administrativo sobre la aceptación de la declaración de lesividad del acuerdo del Pleno de 2 de febrero de 2006 sobre el contrato de arrendamiento del edificio municipal de Zamora, aprobado en la época en que D. Antonio Vázquez era alcalde de la ciudad. En principio debo de dejar muy claro dos cosas: Me alegro que la sentencia tenga este resultado ya que, de momento, deja en suspenso unas posibles responsabilidades económicas de nuestro Ayuntamiento que acabaríamos pagando todos los zamoranos. También dejar claro que la risa no procede de la calidad técnica y jurídica de la sentencia, que no pongo en duda, ya que se basa en las leyes correspondientes y en las pruebas aportadas por las partes. La magistrada no puede entrar en la cabeza de ciertas personas, ya sean funcionarios cualificados del Ayuntamiento o políticos que estuvieron en el ajo en esos momentos. Eso queda para las conciencias de cada uno.
            La risa me vino porque ya sabemos quienes son los culpables de este culebrón que empezó cuando D. Antonio VázquezCasi me da la risa. Antonio Gallego. Foro Ciudadano de Zamora y el PP tenían la mayoría en el Ayuntamiento de Zamora y que cambió significativamente cuando Dª. Rosa Valdeón, también del PP, llegó a la alcaldía sin tener la mayoría absoluta, contando con la oposición total del resto de grupos a esta operación, y con un ayuntamiento en bancarrota. Los culpables son los altos funcionarios  de la institución, los mismos en ambos periodos de tiempo, es decir, el Secretario, el Interventor, el Arquitecto Municipal y otros, además de toda una Mesa de Contratación, que en su reunión de 20 de enero de 2006, una vez que informó “in voce” el Interventor, propone al Órgano de Contratación la adjudicación del contrato a UFC en la opción B.
            Estos mismos técnicos, sorprendentemente, emiten informes radicalmente distintos según que el alcalde sea D. Antonio Vázquez o sea Dª. Rosa Valdeón; según que el PP tenga la mayoría absoluta o no la tenga ¡Vaya técnicos municipales que tenemos! ¡Quién va a confiar en ellos en el futuro! ¡Qué sanción administrativa o laboral se les va a aplicar ya!
            Como decía al principio no podemos abrir las cabezas de esos técnicos y conocer la intrahistoria de todo lo que ocurrió, de si hubo influencias, presiones, conversaciones de pasillo, llamadas en la noche y cosas por el estilo. Tampoco sabremos qué habría pasado si el PP llega a conseguir la mayoría absoluta. Posiblemente se hubiese elegido otro camino en toda esta historia y estos altos funcionarios no hubiesen tenido que representar tanta farsa. Pero ahora están atrapados y son los malos de la película. Tampoco les quito su responsabilidad en esta historia.


Antonio Gallego
Miembro del Foro Ciudadano de Zamora

Zamora, 6 de julio de 2011


 
 
 
 
Volver
Subir