Buenos días y buena suerte (10.08.11) - Banderas Azules
 

            No sé si Vds. conocen las condiciones necesarias para que una playa junto al mar pueda obtener la calificación de Bandera Azul, que es sinónimo de calidad para el turista. Además, un indicativo de esta categoría sirve para promover la cooperación entre el sector turístico y el sector ambiental, a nivel local, regional y nacional. Es una garantía para los turistas y los tour operadores. Veamos algunas condiciones necesarias para obtenerlo: en la playa debe estar expuesta información actualizada sobre la calidad de las aguas de baño; la playa debe estar limpia; deben existir sanitarios adecuados y limpios, sin vertidos incontrolados o ilegales de sus aguas residuales; el municipio debe promover la utilización de medios de transporte sostenibles, alternativos al vehículo privado en el área de la playa, tales como la bicicleta, el acceso a pie o el transporte público; es obligatoria la presencia de socorristas titulados en la playa durante la temporada de baño encargados de las labores de salvamento y socorrismo, dotados del material adecuado; tiene que haber equipo de primeros auxilios en la playa, fácilmente identificable y accesible; deben existir planes de emergencia locales  con los que hacer frente a accidentes o desastres ecológicos además de contar con accesos fáciles y seguros.
            Si comparamos estas condiciones con la realidad de lo tiene y ocurre en las playas del Lago de Sanabria, jamás nos darían ninguna bandera azul aunque esta condición sólo se aplica a la costa; sólo sentiremos vergüenza ante tanta desidia, riesgo y agresión a un espacio natural protegido. Este año la situación ha alcanzado cuotas  inimaginables debido a los recortes drásticos que la Junta de Castilla y León ha aplicado en los sistemas de limpieza y vigilancia además eliminar el control de acceso de coches a algunas playas de la zona. Todo el trabajo de promoción realizado durante años se puede ir al traste  con la situación actual de mala calidad, incomodidad, riesgo para las personas, suciedad y agresión al  medio. El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, ha hecho unas declaraciones lamentables, echando balones fuera de su campo y diciendo más de una tontería. Es cierto que en tiempos de crisis hay que hacer recortes pero entre lo que había y nada hay otras opciones que se podrían haber estudiado como reducir estos servicios a los fines de semana, de viernes a domingo, donde más gente se concentra o favorecer el voluntariado local y de organizaciones ecologistas. Para eso lo tenemos a Vd. Por otra parte, desconocemos los criterios aplicados a otras partidas o si también se han eliminado los epígrafes llamados políticos  o de propaganda  para mayor gloria del su partido. El ciudadano pide que las diversas administraciones, Junta, Guardia Civil y Ayuntamiento de Galende, se coordinen  para evitar situaciones como la actual en el lago y no que miren para otro lado y se acusen entre sí. En lo que si estoy de acuerdo con el Sr. Castro es que todos podemos ser más limpios con el entorno, pero eso no evita la necesidad de contar con equipos de limpieza. Por desgracia no estamos en Suiza.
            Lo que ya roza el escándalo, porque afecta a la seguridad de los bañistas, es que un entorno que congrega a miles de personas un fin de semana no tenga ni socorristas ni una simple lancha rápida para atender cualquier percance cuando la Junta tiene estas zonas de baño como autorizadas. Animo a que la gente denuncie por si algún día hay que ir al fiscal ante cualquier incidente. Buenos días y buena suerte

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir