Buenos días y buena suerte (5.10.11) - Las Cajas de Castilla y León fuera de la Comunidad
 

            Con la reciente aprobación por las asambleas de Unicaja y Caja España-Caja Duero de su integración, se puede dar casi por cerrado el actual mapa de las antiguas Cajas de Ahorros en nuestra Comunidad. De las seis cajas que quedaban, todas ellas se han integrado en grupos con estructura de banco, que tendrán sus sedes ejecutivas fuera de la Comunidad de Castilla y León. Somos la única comunidad, junto con la valenciana, que no albergará ninguna sede de las nuevas formaciones creadas, con el consiguiente perjuicio para el tejido económico del territorio. Finalmente, el llamado músculo financiero que decían los políticos ha quedado gripado y encogido. Justo lo contrario que propugnaban el presidente de la Comunidad, Sr. Herrera, y el principal líder de la oposición, Sr. Lopez, a mediados de 2008. Todas sus rimbombantes declaraciones han ido en sentido contrario a la realidad y siguen tan frescos ¿No tendrían que asumir alguna responsabilidad, al menos reflejada en la dimisión del consejero de Economía, el perenne D. Tomás Villanueva?
            La Caja Municipal de Burgos se ha integrado en Banca Cívica con sede en Madrid. Caja Segovia y Caja Ávila en Bankia, también con sede en la capital de España. La Caja del Circulo Católico de Burgos está dentro de CajaTres, con sede en Zaragoza y Caja España-Caja Duero, dentro de Unicaja con sede en Málaga. Los políticos y ejecutivos locales nos contarán muchas milongas en el sentido de que seguiremos manteniendo nuestra autonomía operativa pero a medida que el tiempo pase, la toma de decisiones importantes estará localizada en otros territorios  y nuestro peso será proporcional al valor de nuestras cajas en el capital de los bancos constituidos, que es minoritaria. El caso más llamativo es el de Caja España-Caja Duero que teniendo unos datos en balance superior a la caja andaluza, contará con una participación en el capital del banco del sólo el 30 % frente al 70 % de Unicaja. Eso es debido a la mala calidad de cartera crediticia y a los datos de morosidad.
            Una de las cosas buenas que tendrá esta integración es la desaparición de un montón de políticos de todas las provincias, partidos y tendencias, con sus dietas y canonjías. Los grandes sufridores, y en muchos casos perdedores,  son los clientes y empleados, por las enormes incertidumbres que se abren en el horizonte. ¿Y los políticos? Parece que este proceso no les ha pasado ninguna factura. Será que el que jueguen con nuestros dineros no nos importa demasiado a los ciudadanos y seguimos confiando en ellos ¡Quién lo diría! Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir