Buenos días y buena suerte (19.10.11) - Miscelánea política
 

            Muchas administraciones públicas se refugian de nuevo en el efecto  eco para anunciar   planes o presentar como novedosas ciertas acciones en la gestión de lo común. Vuelven a repetir las mismas cosas, envueltas con otras palabras, o venden como nuevo lo ya ofrecido y repetido muchas veces. Todo es puro engaño. Muchos medios de comunicación, salvo excepciones, ayudan a propagar este eco monótono y repetido en proporción a la subvención que reciben de los poderes políticos. Los menos analizan la noticia y son críticos con su contenido. Pero hay que reconocer que en nuestra Comunidad y provincia de Zamora abundan los primeros. La pole position, como se dice en deporte, de este servilismo lo ocupa la televisión pública de la Comunidad que se lleva un montón de nuestros dineros. No estaría mal que le pegasen un tajo pero dudo que lo hagan. Ejemplos de este eco lo tenemos en la Junta de Castilla y León que de nuevo propone medidas para la ordenación del territorio o para combatir la despoblación, ya anunciadas muchas veces y todo sigue igual.  A nivel más próximo, por poner un ejemplo reciente, la responsable de Turismo Clara San Damian, que coordina este área tanto en Ayuntamiento como en Diputación, tiene que demostrar  nuevas ideas y vuelve a proponer las mismas cosas que se han hecho antes como son crear una nueva marca para la feria Intur, otra de tantas y a gastar más dinero, hacer un Plan Estratégico para el sector cuando se acaba de terminar uno que está en los cajones del Ayuntamiento  así como vender como novedad la celebración de una mesa conjunta entre instituciones y empresarios del sector, cuando ya se han celebrado un montón ¡Vaya caradura!
            Otra moda que se está produciendo en el campo político es anunciar acciones a muy largo plazo. Por ejemplo, decir que una determinada obra se iniciará  a partir de 2015 y uno se preguntan ¿para qué  lo anuncian ahora y no lo dejan para cuando llegue el momento? A saber cómo estarán las cosas por entonces. Nunca lo he entendido, quizás piensan que con ese mensaje se da una imagen de acción, sobre todo en momentos de parálisis. Otra de las obsesiones que rodean este mundo tan falso de la política es la lucha por una foto en portada, que tiene más importancia que el comentario en profundidad. Hay que conseguir la foto como sea. Esto explica el disgusto que se llegó el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro,  cuando la primera foto de la llegada de la escultura Nerón y Séneca de Eduardo Barrón al museo de Zamora no contase con la presencia de la Consejera de Cultura de la Junta, que es lo que se buscaba. O la obsesión de la Subdelegada del Gobierno, Pilar de la Higuera, de que la fotografía del ministro del Interior, Antonio Camacho, candidato por Zamora estuviese en todos los lados, incluso comprando pan. Por último, resaltar la importancia del cambio en el lenguaje para crear equívocos en el ciudadano. Como perla tenemos estas declaraciones recientes de Antonio Vázquez donde dice que el PP, donde gobierna hace ajustes, no recortes ¿Son como niños o piensan que somos niños? Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir