Buenos días y buena suerte (16.11.11) - Iñaki Gabilondo
 

            La semana pasado estuvo en Zamora, invitado por el Club de La Opinión, Iñaki Gabilondo, periodista de gran prestigio profesional, conseguido especialmente por su labor durante muchos años en la Cadena SER, a la que pertenece esta emisora. Fue una delicia escuchar sus reflexiones, acompañadas de un enorme sentido común, perspicacia, profundidad y humanismo. De las muchas cosas interesantes que dijo quiero hacer hincapié en tres comentarios que resultan  muy oportunos en estos momentos previos a las votaciones del 20-N.
            El primero trató sobre la simpleza con la que está siendo analizada y aireada la crisis que sufre España por parte de la derecha política, que tiene como dato más sangrante los casi cinco millones de parados. El PP ha acusado al PSOE, hasta la saciedad, de ser el causante de todos los males que estamos sufriendo, sin mirar a lo que está ocurriendo en otros países europeos, algunos con gobiernos de derecha; tampoco hay que olvidar que en Grecia, el gobierno que engañó con sus cifras a la Unión Europea era también de derechas. La crisis se ha cebado en los españoles por dos razones principales: una tiene su origen en las tropelías que ciertos bancos americanos cometieron  en 2007, que acabó con el derrumbe de Leman Brothers, contagiando a casi todo el mundo, en especial a Europa. La otra ha sido el derrumbe del modelo de desarrollo basado en el ladrillo, que llevó a más de tres millones y medio de españoles al paro. Este modelo era compartido y alentado también por el PP. Puede que el Sr. Zapatero no gestionase bien la crisis, y por ello hay que exigirle responsabilidades,  pero si hubiese estado gobernando el PP en esos momentos, en el mejor de los casos, estaríamos con un paro muy superior al de antes de la crisis, sin poder precisar su cantidad. También el sector inmobiliario se habría derrumbado con ellos, disparando el paro en todo el país.
            El segundo comentario fue sobre el miedo que están empezando a sentir los casi seguros ganadores del PP. Contaba Iñaki lo que le decía el Sr. Rajoy en un reciente encuentro en el Palacio de Oriente, en el sentido de que estaba muy preocupado porque muchos españoles pensaban que con su llegada todo se iba a solucionar, como si tuviera una varita mágica. Reconocía que todo estaba muy complicado y que desde la Comisión Europea llegaban fuertes presiones sobre España. Ante este comentario, el periodista le espetó, ¿y quién ha contribuido a crear esa falsedad entre los españoles? ¿Quién ha estado en continua oposición a todo y sin colaborar en casi nada?
            Por último advertía el Sr. Gabilondo que cuando se entra en un túnel la salida no se encuentra en el mismo sitio por donde se entró. Se sale por otro extremo que nadie conoce pero que será muy distinto al punto de partida. Esto va ligado al hecho de que posiblemente muchos españoles piensan que cuando se salga de esta situación todo volverá a ser como al principio y recuperaremos las alegrías del pasado. Y esto no será así, ni mucho menos. El lugar de  salida no se parecerá en nada al de entrada.
             Todos deseamos que el gobierno que salga el próximo domingo haga bien las cosas, que cometa los mínimos errores y que transmita mensajes realistas y responsables a los españoles. Que todos empujemos en la misma dirección y nos centremos en hacer un trabajo serio y responsable en nuestro entorno. Que olvidemos viejos hábitos de vida vacíos e  inútiles. Pero no debemos de olvidar, para poder comparar, los engaños que hemos padecido. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir