Buenos días y buena suerte (4.01.12) - Una tableta de Prozac por favor
 

            Sorprende que al nuevo gobierno se le haya olvidado incluir, dentro de las medidas tomadas en el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre, una fundamental para los españoles como sería que brindasen el nuevo año, además de con las clásicas uvas regadas de cava, tomando una tableta de Prozac. Como casi todo el mundo sabe este medicamento está indicado para tratar la depresión moderada o severa que es la que vamos a sufrir con lo que se nos viene encima. Al iniciar el nuevo año muchos de los que votaron al PP habrán descubierto que este partido también miente, como no se cansaron de acusar al pobre Sr. Zapatero. Al menos él sí daba la cara ante los ciudadanos cuando tenía que anunciar medidas tan desagradables como fueron la congelación de las pensiones o la bajada de los salarios a los funcionarios. Los que gobiernan ahora lo justifican por la desviación en el cumplimiento del objetivo de reducción del déficit publico en 2011 que no llegará al 6 %, lo que posiblemente sea cierto, pero todo indica que conocían esa posibilidad desde hace tiempo y aún así siguieron manteniendo que nunca subirían los impuestos sin olvidar que son la Comunidades Autonómicas las que lo han incumplido y casi todas pertenecen al PP. Las hemerotecas están plagadas de  afirmaciones en este sentido pero cuando llega la hora de la verdad, las decisiones se parecen demasiado. Posiblemente esté calculado políticamente el hecho de tomar estas duras medidas al principio de su mandato confiando en que el tiempo irá mejorando las expectativas además de pensar que los españoles, que tan ampliamente les votaron, es lo que les piden pero tendrán que reconocer conmigo que muchas de las cosas que prometieron no se parecen en nada a lo que están ahora haciendo.
            Soy incapaz de valorar las decisiones tomadas ya que tengo un lío enorme de propuestas dispares y justificaciones para todos los gustos de personas que escriben sobre ello. Cuando leo estas opiniones acostumbro a ver el curriculum del personaje que las hace y todos me parecen respetables y preparados pero con diferencias de valoración abismales. Con este panorama, uno que es un simple ciudadano, no entiende nada en estos momentos. Por ello tendré que recurrir al citado medicamento para soportar mi propia depresión.
            Quizás tendremos que olvidarnos de 2012 a la hora de brindar y dejarlo todo en stand-by, es decir, suspendido durante todo un año: congelar las uvas compradas y guardar el cava en la despensa hasta el 2013. Las uvas no sé como estarán dentro de un año pero seguro que el cava ha mejorado. Como hay que agarrarse a algo ambiguo para poder sobrevivir durante este nuevo año, tomemos esa frase del prestigioso economista Keynes que dijo que “cuando piensas que va a suceder lo inevitable, surge lo imprevisto”. Confiemos que ese imprevisto no nos lleve a la tumba.
            Siento no  estar más alegre o ser más optimista, que es lo que se lleva por tradición en estas fechas pero no es fácil. Lo siento. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir