Buenos días y buena suerte (1.02.12) - La Sociedad de Turismo
 

            La semana pasada nos hemos encontrado con algo esperado desde hace tiempo, la disolución de la Sociedad de Turismo de la ciudad, calificada artificialmente de gestión mixta. Digo esperada por dos razones: una, por la desaparición del anterior concejal del ramo, Luis Javier Alonso,  que no repitió en las listas del PP como concejal y por las continuas denuncias de irregularidades de todo tipo  por parte de la oposición desde el principio,  que se ha cerrado con el informe de fiscalización elaborado por la Intervención municipal que ha solicitado su disolución, debido a las muchas anomalías encontradas en su gestión y que ha sido aceptada por la alcaldesa de la ciudad. Estamos ante una sociedad de vida efímera que se creó en junio de 2009.
            Los objetivos de una Sociedad de Turismo son de sobra conocidos. Hay muchas sociedades de este tipo en España. Unas son exclusivamente municipales porque el ayuntamiento de turno es el que pone todo el capital inicial y alimenta anualmente los ingresos de la sociedad; otras son de gestión mixta, en el sentido de que el capital e ingresos anuales lo aportan no sólo el ayuntamiento sino otro tipo de organizaciones. Normalmente se recurre siempre a los industriales del sector turístico, asociaciones similares y cajas de ahorros del entorno. También pueden existir ingresos por la explotación de actividades turísticas. Como es natural nuestros empresarios no han puesto un duro aunque ellos siempre recurren a las aportaciones en especie. Por estas tierras ya sabemos desde hace tiempo que los empresarios de esta ciudad quieren estar en la foto, sentarse alrededor de una mesa para conocer qué pueden sacar en su beneficio pero que jamás se rascan el bolsillo.
            Para que cualquier sociedad funcione debe tener muy claro, además de sus objetivos, contar con un gerente profesional, tener unos accionistas que crean en el proyecto y estén dispuestos a poner dinero y gestión así como contar con un escenario realista donde moverse. Pues bien, en esta Sociedad de Turismo ya desaparecida no existía casi nada. El gerente era un político manirroto del PP, con historial de sobra conocido,  y los socios sólo querían mirar pero nada más. Los ingresos venían exclusivamente de partidas del ayuntamiento dedicadas anteriormente a turismo, juventud y cultura; los funcionarios de dichos departamentos  quedaron infrautilizados, aunque había que seguir pagando su salario, y en su lugar se contrataba personal externo, con dudosos procedimientos de selección, para hacer lo que en parte hacían los anteriores pero con un gasto de personal nuevo. Por eso dice el interventor en su demoledor informe que si se hubiesen mantenido estas funciones en el ámbito de las concejalías las pérdidas en 2009 no hubiesen sido de 225.000 € sino sólo de 12.000 €.
            Por otro lado, me parecen impresentables las declaraciones de nuestra alcaldesa Rosa Valdeón mirando hacia otro lado cuando dice que el Ayuntamiento es ajeno a esta sociedad que ella misma creó durante su mandato, el presidente fue un concejal de su partido, permitió el descontrol que ahora ha detectado el interventor y ella misma la ha disuelto. Pero estamos en Zamora y aquí todo es posible. Finalmente, como ocurre casi siempre, fue la concejala de IU Laura Rivera la que dio en el clavo desde el principio cuando predijo “Lo que pasará es que se gestionará  todo con el dinero de todos pero como si fuera privado”. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir