Buenos días y buena suerte (7.03.12) - La fiscalía
 

        La semana pasada, como ha sucedido tantas veces, el Fiscal jefe de Zamora archivó la denuncia interpuesta por un colectivo de más de 50 ciudadanos por las actuaciones sospechosas llevadas a cabo por el anterior alcalde Antonio Vázquez en la operación de alquiler con opción a compra del edifico municipal. Digo de nuevo porque sería largo y pesado hacer balance de todas ellas. Algunos pueden pensar que las denuncias se hacen de forma ligera, sin argumentos contundentes y claros, sin aportar documentos oficiales. Algunos mal intencionados pueden pensar que el Fiscal no hace bien su trabajo ya que no profundiza demasiado. Todo es discutible. De todas formas, todo lo ligado a la Fiscalía siempre ha tenido su misterio. Conviene no olvidar que dependen jerárquicamente del Fiscal General del Estado, nombrado por el Gobierno. Todos hemos visto como se abrían, cerraban o se trasladaban casos según el fiscal de turno. Recientemente lo estamos viendo con la decisión tomada por el flamante Fiscal del Estado, Eduardo Torres Dulce, de abrir la causa de los atentados del 11-M sobre el tipo de explosivo utilizado en virtud de una noticia aparecida en un diario de Madrid a pesar de las múltiples decisiones judiciales en contra ya cerradas.
        Por otra parte, como todo el mundo sabe, la Justicia no es gratuita y muchos ciudadanos, colectivos o partidos políticos no se pueden permitir pagar a procuradores, abogados, peritos y gastos judiciales. Si no fuese por eso, lo normal sería no presentar una simple denuncia ante el fiscal, que evita todos estos gastos,  sino presentar una querella en toda regla en el juzgado vía civil o penal. Pero para ello hay que gastarse más de 5.000 €. Seguro que muchas denuncias ahora archivadas tendrían otro resultado judicial. Este no es el caso de las Administraciones que cuando recurren a la Justicia lo pagamos los ciudadanos, no los políticos. Todos conocemos las cuantiosas minutas de abogados que se están gastando en el tema del edificio municipal que lleva abierto desde no se sabe cuanto tiempo en dos procesos distintos, uno en el Contencioso Administrativo y otro en lo Civil. Por un lado lo está pagando la empresa UFC y por otro todos nosotros, es decir, el Ayuntamiento de la ciudad.
        A pesar de todo, el mensaje final sigue siendo válido. Aunque el camino no es el mejor, seguiremos denunciado todas las decisiones y actuaciones que nos parezcan irregulares, vengan de donde vengan. El ciudadano no puede bajar la guardia ante los políticos porque acabarían haciendo lo que quieran. Hay comunidades como la de Valencia y Baleares donde la impunidad en la que han vivido sus políticos nos están avergonzando a todos.
        A menos en la última denuncia han tenido que declarar ante el Fiscal los principales funcionarios del Ayuntamiento, aunque como estaba previsto, no ha aparecido ningún héroe, sin el cuál ya sea por despecho o por dignidad poco se puede hacer. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir