Buenos días y buena suerte (1.08.12) - Un campo de golf en Zamora
 

        De nuevo volvemos a escuchar la frase mágica, tantas veces repetida por algún que otro político irresponsable, de que ha encontrado una solución milagrosa a todos nuestros males, que en esta ocasión será el futuro campo de golf de La Aldehuela, nuevo «motor económico y turístico» que llevará a la ciudad de Zamora a salir de la crisis. La frase la ha pronunciado nuestro sobrado presidente de la Diputación Fernando Martínez Maillo. Conviene que no la olvidemos así como que este proyecto no costará un duro a los zamoranos. La inversión, cercana a los 6 millones de euros, correrá a cargo de terceros. En este contexto, creo que es importante conocer algunos datos de lo que supone hacer un campo de golf de 19 hoyos de una superficie entre 40 y 60 Hectáreas.

        En primer lugar destacar que este terreno es de los zamoranos y que se cederá a una empresa privada para su gestión durante 30 años, principalmente como campo de golf, es decir, su uso quedará restringido de una manera notable a la mayoría de sus propietarios reales. Conviene no olvidar que en España cerca de un millón de personas usan campos de golf de los cuales algo más de 400.000 son españoles. Es decir, que el número de usuarios de este futuro campo de golf será insignificante. Por otro lado, como ha recalcado el Sr. Fernández Maillo y el responsable de la empresa Green Project la ubicación prevista es un entorno único, entre los ríos Duero y Valderaduey, que permitirá desarrollar un gran proyecto con potencia medioambiental. Es decir, que casi todos los zamoranos perdemos un entorno único para cederlo a unos pocos. También se recalca que somos la única ciudad de la Comunidad que no lo tiene, argumento peligrosísimo ya que esa filosofía de tener de todo nos ha llevado al desmadre que ahora sufrimos. Por otro lado un campo de golf de estas características tiene un gasto de agua equivalente a una ciudad entre 150.000 y 200.000 habitantes, según un informe de Ecologistas en Acción. En años de sequia, cada vez más frecuentes, se dejan de abastecer de agua las zonas de regadío ¿Qué pasará con el campo de golf? ¿De dónde se va a sacar tanta agua? Otro dato a tener en cuenta es que la utilización de campos de golf está muy concentrada en la zona mediterránea y en Madrid. El resto tienen un uso muy local y minoritario.

        Empezamos pues una historia, como tantas, que nadie conoce su final, al margen de lo que diga el Sr. Maillo, y más en estos tiempos, pero si todo se tuerce lo pagaremos los mismos, no el presidente de la Diputación que ya buscará una buena excusa. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir