Buenos días y buena suerte (22.01.14) - Gamonal y Asociaciones Vecinales
 
         El pasado viernes se celebró en Zamora la concentración en apoyo a las protestas que se están llevando a cabo por los vecinos del barrio burgalés de Gamonal, que al parecer han conseguido su objetivo. Esta iniciativa contó con el apoyo de los de barrios de Los Bloques, San Frontis, San José Obrero, Carrascal y Olivares; otros barrios de la ciudad prefirieron mirar para otro lado. Puede que en la concentración estuviésemos unas quinientas personas, un número no demasiado numeroso pero digno para lo que suele ocurrir en esta provincia menguante, donde todo se reduce a medida que pasa el tiempo. Cada vez somos menos y también más pobres. En esta provincia hay que ser muy animoso para salir a la calle y protestar. No pagan dietas ni te llevan en autobús a la concentración; en algunos casos, incluso pasas frio o calor  y cuando regresas  a casa, vuelves con tristeza al contemplar  en qué nos estamos convirtiendo.  

        Las asociaciones de vecinos de la ciudad ya no son lo que eran, agrupadas en una Federación, la FAVE, sumisa y condescendiente con el poder de turno, que en esta ciudad es como decir Partido Popular. Parece que somos genéticamente de derechas. La historia de la FAVE ha sido y sigue siendo bastante triste y en la reciente renovación de cargos ha salido elegido presidente  un clásico de esa triste historia, Artemio Pérez, al que con mucha frecuencia le pasaba la mano por el hombro el que fuera alcalde, senador y ahora diputado Antonio Vázquez. Este político si que se trabajó con esmero, en su tiempo, a la Federación Vecinal, vaciándola de cualquier objetivo reivindicativo y ciudadano, centrándola en sus fiestas y manualidades a costa de una subvención ¡Qué peligrosas son las subvenciones cuando se dan a los pobres!

        Ahora parece que las cosas en ese mundo vecinal están empezando a cambiar y algunos barrios no quieren formar parte de una Federación sumisa y con la misma cara de hace una eternidad; hay asociaciones que ya están realizando otras funciones más sociales y actualizadas además de no olvidar su objetivo principal que es luchar y defender las necesidades de sus barrios. También deberían fortalecer sus organizaciones internas  para que se impliquen más sus residentes en todos los aspectos reivindicativos y para lograr una cierta independencia  económica propia, al margen de los 6.000 euros del Ayuntamiento. Si no lo hacen, vivirán una primavera breve si encuentran a un presidente comprometido y con las ideas claras pero cuando no exista esa figura, volverán a integrarse en el rebaño municipal a cambio de unas monedas para sus entretenimientos.

        Lo de Gamonal, que ha tenido un inusitado eco mediático y ciudadano, con concentraciones en muchas ciudades españolas, debe interpretarse con otra derivada, como dicen los modernos. Esconde un malestar social profundo por todo lo que han hecho a este país, y siguen en ello, la clase política y económica. La rapidez con que el PP ha obligado a cerrar el asunto a su compañero político, el alcalde de Burgos,  que empezó asegurando que las obras iban a continuar como si nada hubiera pasado, ha sido porque han visto las orejas al lobo ¡No es normal ver tanto sentido común en un político! Buenos días y buena suerte.


Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir