Buenos días y buena suerte (2.04.14) - La cruda realidad
 
         Como ya sucedió otras veces el Sr. Montoro, Ministro de Hacienda, se ha vuelto a hacer un lio. En este caso han sido sus declaraciones sobre el reciente informe publicado por Caritas Española donde se valora el impacto social causado por las medidas de austeridad aplicadas en los países más golpeados por la crisis. Además, la misma entidad humanitaria católica ha presentado el estudio titulado Análisis y Perspectivas 2014. El ministro considera que estos informes no se corresponden con la realidad porque sólo se basan en mediciones estadísticas. Seguro que si los resultados hubiesen sido más de su agrado, él sería el primero en alardear de ello y ya se encargaría su ministerio y el propio Partido Popular en extenderlo. Esta organización, que cuenta con una financiación muy pequeña de la Iglesia Católica, ha tenido siempre fama de credibilidad y buen hacer.

        Para que todo quede claro, les resumo algunas de las conclusiones de este informe: 1.- España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil, superada solo por Rumanía. 2.- Al menos un millón y medio de hogares españoles padecen una situación de exclusión social severa, un 69,8 % más que en año 2007. 3.- El coste de ofrecer unos ingresos mínimos a todas aquellas familias que carecen de renta (al menos, 500.000 hogares) es de 2.600 millones de euros, una cantidad inferior a la estimada para rescatar las autopistas radiales. 4.- El informe alerta de que España tiene la mayor tasa de abandono escolar prematuro de la UE, un 24,9% frente a un 12,7% de media europea en 2012. 5.- La población española es una de las más afectadas por la crisis económica, pues mientras la tasa de pobreza media en países comunitarios fue del 25,1% en 2012, España registró un 28,2%, lo que se traduce en alrededor de 13 millones de personas en esta situación, siendo una parte importante personas mayores. A esto hay que añadir, como recoge el informe, que en muchos hogares son las pensiones de los abuelos los únicos ingresos de la familia. 6.- El 12% de la población española que trabaja no gana suficiente para escapar de la pobreza en un país que, junto con Grecia, ha experimentado el mayor incremento del desempleo desde el inicio de la crisis. 7.- Hay 6 millones de personas sin trabajo y muchos  jóvenes no podrán recibir una pensión adecuada por no haber trabajado el tiempo suficiente. Serán una generación pérdida, cuya actual situación tendrá un impacto enorme en su futuro.

        La organización católica resalta que si al principio eran más las personas inmigrantes las que acudían a sus centros, desde 2010 es mayor el número de ciudadanos españoles que se acerca hasta ellos. Se trata de mujeres, parejas  jóvenes con hijos y familias monoparentales que se encuentran en riesgo de exclusión social al quedarse sin casa ni ingresos. Asimismo, Cáritas critica la disminución de las prestaciones sociales por parte del Estado, lo que ha llevado a las organizaciones no gubernamentales a redoblar sus esfuerzos para intentar paliarla. En resumidas cuentas, ésta es la dura realidad que cada vez es más fácil de visualizar por quien quiera mirar a su alrededor, que al parecer no es el caso del ministro Montoro, y que hace que la sociedad española  sea de las más desiguales de Europa. Buenos días y buena suerte.


Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir