Buenos días y buena suerte (9.04.14) - En los bordes de la Ciencia
 
         En este comentario voy a elevar un poco el vuelo, alejándome de las cosas que rodean nuestro día a día, tanto a nivel nacional como el local, y  que aquí en Zamora ya se está llenando empalagosamente de la tradicional Semana Santa. Me sumergiré en dos noticias cercanas en el tiempo relativas a descubrimientos científicos de primer orden que tienen de común en que ambos tocan creencias morales y religiosas que durante mucho tiempo eran intocables: el origen del universo y el origen de la vida, especialmente la humana. Pues bien, todo indica que esas barreras se están resquebrajando por los últimos movimientos de la ciencia.

        El primer descubrimiento ha detectado por primera vez las ondas gravitacionales que recorrieron el Universo primitivo durante un período explosivo de crecimiento llamado inflación. Se trata de la confirmación más importante lograda hasta ahora acerca de la teoría de la inflación cósmica que dice que el cosmos se expandió billones de billones de veces, en menos de un abrir y cerrar de ojos. El Universo actual surgió tras un evento conocido como el Big Bang, que tuvo lugar hace 13.800 millones años, y  el propio espacio comenzó a expandirse de manera exponencial. De esta explosión nace la configuración actual del Universo.

        El segundo descubrimiento ha sido la creación del primer cromosoma de diseño a partir de levadura, lo que supone un avance fundamental en el área de la biología sintética. Esto se traduce en un gran paso hacia la creación de vida artificial, descubierto  por la Universidad de Nueva York. El logro es considerado un gran hallazgo dentro de la biología sintética, que busca diseñar organismos desde sus principios más básicos.

        Como dije al principio estamos hablando del origen del universo en el que vivimos y del origen de la vida, temas ligados durante mucho tiempo, en exclusividad,  a la existencia de Dios. Como se ha dicho otras veces que han acaecido progresos importantes en el terreno científico, con ellos sólo se desplazan las grandes preguntas un  poco más atrás de donde estaban ya que no tenemos aún todas las respuestas.  Ha sido siempre así y posiblemente seguirá siendo durante muchísimo tiempo. También es cierto que todo descubrimiento científico plantea a veces más preguntas que respuestas  y posiblemente con estos ocurra lo mismo.

        En el tema de la creación de vida de forma artificial, en un laboratorio, creo que no estamos demasiado lejos de ello sin que esté a la vuelta de la esquina pero claramente en un plazo no mayor de 30 años, que en ciencia no es nada.   Los interrogantes que se abrirán en las sociedades futuras sobre su uso ético y hasta dónde se quiere llegar serán apasionantes aunque ya muchos no los veamos. Seguro que se acabaran encontrando soluciones ya que esa ha sido siempre la historia y el reto del ser humano. Debemos ver el futuro con esperanza. Buenos días y buena suerte.


Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir