Buenos días y buena suerte (4.06.14) - Tiempo de resaca
 
         Todavía seguimos con la resaca de las pasadas elecciones europeas  a la que se ha unido el tumulto dentro del PSOE a consecuencia de los malos resultados electorales, lo que ha provocado la renuncia del Sr. Rubalcaba a presentarse otra vez como  candidato. Asimismo  se elegirá a corto plazo al futuro Secretario General y  parece que se consolida la línea de unas primarias amplias entre sus militantes. Personalmente, creo que este partido debe emprender una profunda revolución, a todos los niveles, empezando por su Secretario General y alcanzando también a su organización interna, bastante anquilosada. Para colmo de sucesos en ese partido, aquí en Castilla y León, ha reventado la ejecutiva regional con acusaciones cruzadas entre el ya defenestrado Secretario Regional, Sr. Villarubia,  y el Secretario de Organización Nacional, Sr. Oscar López. En el PP, como casi siempre ocurre, no pasa nada. Ya se está convirtiendo en rutina oír la voz crítica del Sr. Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, que siempre actúa como telonero dentro de su propio partido para poner la guinda de la discrepancia y que no se diga que nadie dice nada que suene algo realmente crítico.

        Así mismo se ha abierto el deporte nacional de ensalzar o enfangar a la cabeza más visible de Podemos, el moral vencedor de las últimas elecciones. Este sábado asistimos en la Sexta de TV a todo un espectáculo sobre este dilema. Confío que Pablo Iglesias sepa mantener la distancia oportuna ante la avalancha que se le viene encima. Por otro lado, ya se ve con claridad el alineamiento que se está produciendo en los medios de comunicación sobre su figura y su partido. Como digo, le deseo la mejor suerte ante este nuevo frente mediático que se le abre. Todo se lo van a mirar con la lupa de mayor aumento y lo usaran a la medida de lo que quieren encontrar aunque a veces no exista nada. Así somos los españoles: corazón caliente y cabeza calentorra.  

        Lo que todo el mundo admite es que en estas elecciones ha sucedido lo que se esperaba que sucediese alguna vez y es que los españoles dijesen ¡Basta ya! Los estudios sociológicos venían anunciando el problema que representaba para muchos ciudadanos la clase política  que nos gobierna pero nunca se había reflejado con tanta claridad en unas elecciones. Sí, también yo sé que unas elecciones europeas tienen parámetros diferentes a la hora de votar que en unas más directas como son las de ámbito nacional pero lo cierto es que ha sucedido  por primera vez y eso tiene un enorme valor. Ya las cosas no serán iguales. La propia crisis del PSOE lo demuestra aunque aún desconocemos su final.

        Como dije en mi anterior comentario, me alegro que esto haya sucedido. Era una cuestión de dignidad moral que teníamos los españoles con nosotros mismos. Tampoco estoy muy seguro que el bipartidismo esté muerto;  va a depender mucho de cómo salga el PSOE de su crisis y de las posibles alianzas que se puedan producir a su izquierda. Y también jugará un papel importante cómo se resuelva el tema catalán. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir