El culebrón de las aguas del Lago de Sanabria

 
 

         Hace un año, el problema del estado de las aguas del Lago de Sanabria estaba candente debido a la denuncia efectuada por el biólogo Antonio Guillén, apoyado por la Estación Biológica Internacional, en el sentido  de que sus aguas estaban perdiendo sus características primigenias fundamentales de lago glaciar definidas como las de un lago oligotrófico de aguas transparentes y con unas características físicas, químicas y biológicas muy definidas. Las razones de esta pérdida se debían fundamentalmente a los vertidos incontrolados, aún existentes en su perímetro, y al mal funcionamiento de todo el sistema de depuración, aspectos reseñados en los propios informes técnicos de la administración del Parque Natural.

        Esta noticia alarmó a la sociedad en general y especialmente a los habitantes de Sanabria que cuentan con el atractivo, posiblemente icónico, del lago para mantener una economía turística al menos en los meses de verano. También alarmó a muchos grupos sociales y partidos políticos que en su día organizaron una concentración en el propio lago en defensa de su correcta conservación. El Foro Ciudadano de Zamora mantuvo  reuniones separadas con los biólogos Antonio Guillén y José Carlos Vega, que estuvo acompañado de un funcionario de la Junta de Castilla y León, para que nos expusiesen sus informes y tratar de hacernos una valoración directa del problema. Así mismo intentamos crear una plataforma colectiva con varias organizaciones ecologistas y sensibilizadas con el medio ambiente que no prosperó.

        Pasado un tiempo, lo que permite obtener mejor  perspectiva del problema, no meEl culebrón de las aguas del Lago de Sanabria queda más que dar las gracias a Antonio Guillén por haber hecho pública su denuncia sobre el peligro que corrían las aguas del lago ya que desde ese momento, al margen de otras acusaciones cruzadas que es mejor obviar, ha ocurrido lo siguiente:  se ha sensibilizado a la sociedad del posible problema, que sin duda hubiese seguido creciendo; se han contrastado diversos informes técnicos de las distintas partes que analizaban las aguas del lago; se han celebrado varias reuniones con especialistas donde se ha debatido sobre el tema de las aguas del lago; ha habido interpelaciones en las Cortes Regionales y en el Parlamento; la Junta de Castilla y León ha tenido que asumir el mantenimiento del sistema de depuración, en parte causante del problema; se va a gastar más de un millón de euros en solucionar los problemas de depuración y como guinda, la Confederación Hidrográfica del Duero anuncia que tiene previsto poner en marcha un "plan de seguimiento exhaustivo" para certificar la calidad del agua del Lago de Sanabria, que desarrollará conjuntamente con el Centro de Estudios Hidrográficos y "algunos otros especialistas de carácter nacional y europeo".

        ¡Y eso que no pasaba nada según la administración autonómica, que todo estaba perfecto!

        Muchos pensamos que este culebrón se podría haber solucionado de una manera diferente, menos tensa, sin acusaciones desproporcionadas e hirientes. Simplemente colaborando desde el inicio; esa es la palabra mágica que le falta a nuestra administración. Como dije en su día, la administración pública, cuando recibe cualquier denuncia ciudadana, lo primero que hace es levantar una barricada diciendo que ellos tienen toda la razón y que todo funciona bien. Ese no es el modo de actuar. Después de todas las medidas que se han tomado ¿Alguien se puede creer que en esta historia del lago la administración no ha sido, en parte,  la responsable del problema? Ahora que ha pasado más de un año, deberían meditar en ello.

Antonio Gallego

Zamora, 10 de julio de 2014
Foro Ciudadano de Zamora


 
 
 
 
Volver
Subir