Buenos días y buena suerte (6.08.14) - Sobre Cataluña
 
         Esta semana Cataluña ha sido protagonista por dos razones que en el fondo no son tan diferentes como parecen. Por una parte se celebró por fin la tan anunciada y deseada reunión entre el presidente del España, Sr. Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Sr. Mas. Asimismo, saltó a todos los medios de comunicación la noticia bomba sobre el Sr. Pujol, el que fuera  casi presidente vitalicio de Cataluña, por haber estado defraudando durante su vida política al Estado Español por tener una cantidad significativa de dinero sin declarar a Hacienda, fuera de España. Pienso yo, no sin una cierta ironía, que estaba esperando a que Cataluña consiguiera su independencia para hacerlo y así el beneficiario sería en exclusividad el propio fisco catalán. Toda la familia Pujol, con su nacionalista esposa Marta Ferrusola a la cabeza, apoyan sin fisuras la independencia de su comunidad frente a España y han estado trabajando intensamente para ello. Han sabido manejar muy bien el sentimiento catalanista con el incremento de su patrimonio.

        Del primer asunto, parece que lo que más se destaca es que se han abierto las puertas al diálogo para encontrar, nadie sabe cómo, alguna salida. Personalmente no me creo nada porque a estas alturas de la película, con los pasos que se han dado en Cataluña, es casi imposible que en los tres meses que quedan para celebrar la consulta del 9 de noviembre se desmadeje todo lo trenzado en esa comunidad. El Sr. Rajoy está satisfecho porque dice que el Sr. Mas le ha asegurado y prometido que no realizará un acto ilegal y está seguro que,  una vez que se publique la consulta legalmente en el Boletín de la Generalitat, el Estado la recurrirá ante el Constitucional y éste la declarará ilegal. Con ello se acaba el problema. Confío que nuestro presidente no sea tan ingenuo y conozca un poco los hilos que mueven todos los nacionalismos desde que han sido en la historia.  Una cosa es lo que diga el Sr. Mas y otra lo que se está ya cociendo en la región. Como muestra no hay más que leer lo declarado por el consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, después de la entrevista. Todo seguirá igual.

        Volviendo al ex molt honorable Sr.Pujol, que ha renunciado a todas las prebendas que tenía  por su larga entrega a la causa de Cataluña, no se me ocurre decir otra cosa de que es algo ya muy repetido en este país. Unos políticos lo hacen de una manera y otros elijen otras formas. Cuando pueden, todos, se arropan de banderas y de sentimientos nacionales o regionales, como si actuasen de escudos protectores. Por otra parte, esta decisión tomada por el ex molt honorable no nace de un repentino arrepentimiento y acto de contrición sincero sino porque no le ha quedado más remedio ya que la noticia hubiese salido en los medios de comunicación en horas ya que le habían pillado y había pruebas sobradas. Por otro lado, ese afán de rapiña se extiende a toda su familia, con su distinguida mujer al frente.

        La duda inquietante sobre Cataluña sigue abierta y posiblemente todavía nos quede por conocer alguna sorpresa más. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir