Buenos días y buena suerte (20.08.14) - Interpretar la corrupción
 
         De nuevo, en este comentario insisto sobre la corrupción pública que tanto daño está haciendo a este país y que ha dejado por los suelos a una parte importante de los partidos políticos más representativos, apoyado en los datos de  un artículo de Guillermo de la Dehesa donde se aportan las claves  sobre el asunto. No podemos  olvidar lo que nos ha ocurrido  y quiénes se han aprovechado de todos nosotros. Conviene recordar de nuevo que los tribunales están en este momento investigando unos 2.173 delitos de corrupción, cifra espeluznante que se encuentra repartida por muchas comunidades españolas.  Ponderando las causas de corrupción en función de los habitantes de cada comunidad, las más corruptas son Canarias, Andalucía, Valencia, Galicia y Cataluña. Baleares es la que tiene mayor número de políticos en prisión.  Conviene resaltar  que en estas comunidades el auge que tuvo la construcción y el sector inmobiliario está detrás de muchos casos de corrupción.

        Aunque la corrupción existe en todos los países del planeta, parece que es harto sabido que es mucho menor en los países desarrollados que cumplen tres características o condiciones: Tener mayor número de años de experiencia democrática, contar con un mayor nivel de alternativa política en todos los niveles de Gobierno y tener un sistema judicial eficiente e independiente. En el primer parámetro, comparados con otros países del entorno occidental, España sólo lleva 35 años  y medio en democracia, cifra muy por debajo de muchos países europeos. En el segundo parámetro, todos sabemos la cantidad de tiempo que ciertos partidos políticos españoles copan durante años y años Ayuntamientos, Comunidades Autonómicas y el Estado. Estas condiciones favorecen la corrupción pues crea un ambiente de impunidad y de protección por parte “de los míos”. Les recuerdo que el PSOE lleva 35 años en Andalucía; CiU 29 años en Cataluña; el PP lleva 26 años en Baleares y en Galicia, 19 en Valencia y  en Murcia; por último Coalición Canaria lleva 15 en dicha Comunidad.  Respecto a la última condición, la del sistema judicial, todos conocemos la lentitud del nuestro y los lazos que mantiene en algunas estancias con el poder político de turno.

        Volviendo al tema del sector inmobiliario y promotor, muy presente en los casos de corrupción, conviene saber que en España, al contrario de lo que ocurre en el resto de países de la UE, las competencias de dónde y cómo se puede construir están en poder de los ayuntamientos. Esto favorece la connivencia entre la parte municipal y los promotores, que muchas veces cuentan con información privilegiada.  Tenemos cientos de miles de ejemplos de estas prácticas incluso en Zamora.

        Existen otras muchas carencias que de alguna manera favorecen la corrupción. Por citar algunas, está la deficiente Ley de Financiación de los Partidos Políticos, la corrupción en los interlocutores sociales, ya sean sindicatos y patronal, que reciben 400 millones  para la formación continua y acaban, a veces, en otras manos además de no someterse a auditorias independientes y que cuentas con  organizaciones extra dimensionadas.

        Bueno, esto es solo la punta del iceberg pero aún hay mucha mierda más debajo del agua. Buenos días y buena suerte.

Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir