Buenos días y buena suerte (1.10.14) - Cosas de Zamora
 
        1.- Leyendo las noticias aparecidas en el periódico local La Opinión de Zamora sobre la celebración del Día de la Provincia, que dedicó casi siete páginas al evento ya que incluyó una entrevista a otro político popular, del PP se entiende,  el Sr. Calvo Sotelo, que fue en su día un cunero por Zamora y ahora está en el tema de las telecomunicaciones dentro del Ministerio de Industria, se diría que para el año próximo Zamora no será la  Zamora que todos conocemos, será una tierra diferente, de promisión, con un futuro impresionante donde sus ciudadanos serán unos privilegiados. Tendremos de todo. Se anunciaron cosas tales como un Museo del Duero en el Hispano Luso, la llegada por fin de la Fundación Ortega en el edificio de la antigua Diputación, la declaración de la Reserva de la Biosfera en la Raya que nos otorgará la Unesco, otra vez más se potenciará el eje transfronterizo y el turismo, la llegada del AVE abrirá no sé cuántas posibilidades y la expansión de Internet será absoluta en toda la provincia en 2020. Los que estén vivos en esas fechas, por favor, no lo olviden ¡Cómo se nota que 2015 es un año electoral! Supongo que se habrán dado cuenta. Nada, que siguen tratándonos como imbéciles.

        Por cierto, ya se han olvidado estos políticos que siguen potenciado el eje España/Portugal que la Fundación Alfonso Enriques, que también en su día iba a jugar un papel vital, desaparece o se irá a algún lugar lejano del mapa ya que en su sede se ubicará el Museo del Duero. No basta ya con las Cúpulas del Duero, la más avanzada es la del Medio Ambiente en Soria que está paralizada después de gastarse 52 millones de  euros de los 100 previstos; de las otras ni se sabe. Ahora cambiamos cúpulas por museos.

        Con todas estas promesas ya no será necesario que nadie abandone esta provincia, cada vez más vacía, empezando por los jóvenes porque aquí podrán encontrar fácilmente trabajo y vivir como en Jauja. Parece claro que el Sr. Maillo, en su fuero interno, aspira a ser alcalde de la ciudad. Ahora tiene una buena ocasión aunque posiblemente él aspira a irse de Zamora ya que debido a su enorme capacidad, esta tierra le queda pequeña.

        2.- La que parece que sí se va de Zamora es nuestra sonriente alcaldesa, Rosa Valdeón. Ya se ha sacrificado suficiente tiempo por el partido en Zamora y ahora hay que recoger los frutos. Pues que quiere que les diga. Creo que ha sido una alcaldesa muy flojita, del montón como se dice en la calle, acompañada de dos escuderos de muy bajo nivel. Me refiero a  Francisco Javier González, más conocido como “Paco Javi”, y a Feliciano Fernández, conocido como “el Vete” y especialista en planificación urbanística, asignatura nueva en veterinaria. Sus mayores logros son: haber brindado el Ayuntamiento para proteger al anterior alcalde de la ciudad, Antonio Vázquez, en el tema del edificio municipal, la aprobación de un PGOU absurdo y aberrante con los nuevos tiempos y lleno de sospechas, dejar en el olvido a Baltasar Lobo y León Felipe, practicar una política de fiestas y entretenimientos chabacana, ruidosa y sucia. Claro que algo habrá hecho la alcaldesa en estos ocho años, casi es imposible que no sea así, pero lo que es hablar de cosas significativas, que maquen una nueva política y sirva para hacer de Zamora una ciudad moderna y menos casposa, de eso nada de nada, todo lo contrario. Ahora que ya tiene un pie fuera, de nuevo vuelve a refrescar dos proyectos antiguos: el Mercado de Abastos y el Parque de Bomberos. De nuevo el engaño ante ciudadanos desmemoriados. Ese es el verdadero estilo de Dª. Rosa que lo ha querido disimular haciendo, de vez en cuando, alguna pirueta progresista que ha rentabilizado todo lo que ha podido, pero en el día a día no ha dado mucho de sí. De moderna nada de nada así que cuanto más lejos mejor. 

Salud y suerte.

Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir