Buenos días y buena suerte (3.12.14) - Programa económico de Podemos
 
        Este país sigue muy interesado por todo lo que ocurre en el entorno de la nueva formación política Podemos. Ahora le ha tocado el turno al primer borrador económico de la formación elaborado por los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres,  que se puede ver con detalle en el informe titulado “Un proyecto económico para la gente”.  Este documento que, insistimos, es el primer borrador ya contiene cambios importantes en algunos de los apartados que se anunciaron en su día cuando se presentaron a las elecciones europeas. Los más sonado han sido los cambios introducidos sobre la deuda que se pasa del posible impago a una reestructuración ordenada o una quita pactada; otro es la edad de jubilación a los 60 años, que ahora se propone que sea a los 65 y con tratamiento flexible, y lo referente a la renta vital que  pasa a llamarse renta de inserción aún no muy bien definida. Parece que se busca una opción socialdemócrata más parecida a la practicada por los países nórticos de Europa. Curiosamente, se está poniendo sobre esta formación política y sobre todo lo que hace y propone  una lupa de gran aumento como no se había hecho antes con otros partidos. Eso indica o miedo o excesiva preocupación.

        Creo que todo el mundo ya le reconoce a Podemos un mérito incuestionable  en el cambio de actitudes que se ha producido en la sociedad española en su conjunto. Los dos grandes partidos están muy preocupados por sus expectativas futuras y están tratando de introducir cambios en sus organizaciones internas, muy golpeadas por la corrupción; los jueces parecen que se han vuelto algo más diligentes y matizan sus fallos jurídicos con alusiones claras a las repercusiones sociales de sus decisiones y la sociedad parece como sentirse más libre y con capacidad mayor para desahogar sus frustraciones sin sentimiento de culpa. Todo ello, siendo positivo, incrementa la responsabilidad para la nueva formación política.

        Muchos verán con reticencia que en este programa se recuperen ideas que ya fueron hace tiempo abandonadas, por demostrarse agotadas por la propia socialdemocracia ya que nuestras sociedades han cambiado mucho con respecto a la década de los años 70. Los sectores públicos han perdido gran fuerza, lo mismo que el sector industrial y financiero. La experiencia socialista francesa de recuperar la nacionalización de la banca y los servicios acabó con un gran fracaso y tuvieron que dar marcha atrás a toda prisa. Ahora las sociedades modernas están basadas en el conocimiento y la información y su futuro está en el ámbito digital. Por otra parte vivimos, nos guste o no, en un mundo globalizado, con economías abiertas para  el flujo de capitales, bienes, servicios y personas. Cualquier perturbación puede romper equilibrios muy complicados y difíciles de conseguir en un mundo donde impera el neocapitalismo que a la menor incertidumbre huye y lleva sus capitales a otros lugares en cuestión de horas gracias a las redes electrónicas de transferencias de fondos. Esto nos puede parecer injusto y en gran parte lo es pero no lo podemos cambiar sólo con pensarlo o desearlo.

        Seguro que este primer borrador cambiará en lo que queda de recorrido para las elecciones de 2015. El gran reto es conseguir un equilibrio entre la realidad y la ilusión  que no aleje a muchos de sus potenciales votantes de sus esperanzas de un cambio profundo. Una vez pasado este primer momento de gloria, Podemos debe pisar la realidad y buscar su sitio político natural, lo más amplio posible. Para ello   está creando una organización que en parte se parece a los partidos tradicionales aunque use nombres distintos. Tiene que seleccionar a sus líderes y se deberá de dotar de programas creíbles en las distintas instituciones y uno de ellos será el económico, que es el que da posibilidades a otras reivindicaciones,  sobre todo en  los momentos tan especiales que vivimos. Confiemos que lo consigan.

        Salud y suerte


Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir