Buenos días y buena suerte (3.03.15) - CARAS NUEVAS
 

        En un breve espacio de tiempo, tanto el PSOE como IU han sustituido a sus dos candidatos “políticos” elegidos por primarias para la Comunidad de Madrid por otros dos de perfil  muy diferente, con una base más académica y sin haber entrado en la vorágine del aparato del partido en ningún caso. Uno de ellos ni tan siquiera es miembro del partido que ahora le apoya. Me refiero a Ángel Gabilondo que ha sustituido a Tomas Gómez en el PSOE; a su vez, Luis García Montero ocupa el lugar de Tania Sánchez en IU. Personalmente me alegro de estas sustituciones ya que sus perfiles, en especial el del Sr. Gabilondo, se adecúa mucho más a lo que yo busco en un candidato, bastante distinto a lo que normalmente nos ofrecen los partidos. Tampoco nos debemos hacer demasiadas ilusiones cara al futuro ya que estos dos cambios  han sido  realizados con urgencia ante el vacío que se había producido en ambos partidos. No son producto de  un cambio de estrategia pero bienvenidos sean.

        La verdad es que ni Tomás Gómez ni Tania Sánchez me gustaban un pelo, siempre dicho desde esa nebulosa que nos llega al ciudadano, que no es toda la verdad pero de ello algo tiene.  El socialista era un perdedor nato en elecciones ante el electorado, con un carácter bastante broncas, follonero y manipulador del aparato interno. A la joven militante de IU la he visto muy ambigua, como jugando a varias cartas hasta encontrar su mejor momento político. Quizás durante algún tiempo seguirá agazapada pero me temo que acabará cambiando de formación política cuando pasen las próximas elecciones de mayo.

        Ya conocemos algunas declaraciones públicas del Sr. Gabilondo,  del que casi todo el mundo que no tenga la boca caliente y ulcerada por la práctica barriobajera política, tipo del Sr. Floriano del PP, reconoce que fue un buen ministro de Educación, siempre intentando encontrar el consenso en un tema tan delicado. Declaraciones tales como: “lo que quiero es que hablemos de contenidos, de ideas, de propuestas, de cómo resolver los problemas de los ciudadanos”. También ha señalado como punto principal de su estrategia de cara a las elecciones de mayo "ofrecer política limpia y recuperación justa, en un proyecto diverso y participativo” y por último ha  advertido que en esta campaña no va a "descalificar a nadie", ni entrar en "esgrimir argumentos personales contra nadie". Algunas de estas declaraciones posiblemente ya las hemos oído antes en boca de algún político al uso pero que al día siguiente se ha olvidado de ellas totalmente. Estoy convencido de que eso no sucederá con el Sr. Gabilondo.

        Al Sr. Montero, poeta, escritor y docente, lo conozco más por sus novelas y escritos de opinión que por su trayectoria política práctica en IU. Es un hombre de partido desde hace mucho tiempo y tiene un perfil político del teórico de izquierdas. No tengo ninguna duda sobre su honestidad y compromiso social así como que puede hacer una labor de apaciguamiento y atracción social y electoral en beneficio del partido que le apoya, arropado por la “troupe” de sus incondicionales: Almudena Grandes, Joaquín Sabina, Cristina Almeida, Pilar del Río, José Antonio Martín Pallín y Pedro Almodóvar entre otros, todos bastante mediáticos.

        Tampoco podemos olvidar que  ambos personajes, Gabilondo y Montero, pueden jugar un papel importante ante posteriores pactos una vez conocidos los resultados en la Comunidad de Madrid, limando las tensiones habituales que  siempre han existido entre el PSOE e IU.

        Estos nombramientos introducen un factor más de interés a la ya agitada agenda  que nos espera en este año electoral.

        Salud y suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir