AGUJEROS NEGROS DE LA CIUDAD DE ZAMORA
 
        Al contrario de lo que significan en Física, como concentración de alta energía que absorbe hasta la luz, estos agujeros  han  esquilmado y siguen esquilmando Zamora, ya que se pagan con los impuestos de los zamoranos. Es una constatación de una gestión pública nefasta y de un engaño político constante que tienen responsables Todos los conocemos. En opinión de Foro Ciudadano de Zamora, estos son los agujeros negros más importantes de Zamora:

- Ciudadanos sin Vivienda. La crisis, los desahucios, la falta de trabajo y la precariedad de los sueldos han dejado en la calle a ciudadanos que necesitan tener un techo, o no pueden pagar sus necesidades más básicas. Zamora cuenta con un alto número de viviendas vacías, muchas de ellas en manos de los bancos. ¡Hace falta buscar soluciones con urgencia a este enorme problema!

- Los jóvenes no tienen futuro en la ciudad. Si esto no se contiene, que el último apague la luz, por favor. Es vital buscar ideas y proyectos para que los jóvenes que lo deseen puedan tener salidas profesionales en esta provincia. Y en este empeño debemos colaborar todas las Instituciones, partidos y grupos ciudadanos.

- Comercio minorista. Se encuentra en proceso de desaparición. Lo vemos todos los días: un negocio se cierra y desaparece un trozo de nuestra historia. El Ayuntamiento se apresura  a disfrazar esa herida con fotografías y grafitis de todo tipo para hacer  publicidad de la ciudad ¿Por qué no se cubren con una fotografía del negocio que existió? Serviría al menos de conciencia crítica de lo que perdimos y debemos evitar. Una situación provocada por la excesiva autorización de grandes superficies en detrimento del comercio tradicional, algo que muchas ciudades europeas no lo han permitido.

- Teatro Ramos Carrión. Ya se nos ha olvidado cuánto dinero se ha gastado en el edificio - ¿más de 16 millones de euros? - pero sigue el eterno goteo. Lo último  es esa nueva licitación de 84.700 € que anuncia la Diputación para hacer un estudio de gestión económica del teatro ¿Algún día veremos una programación de calidad en sus costosas instalaciones?

- Museo Baltasar Lobo. El Museo de Baltasar Lobo siguen dando tumbos, muy distinto de lo que se planificó: un Museo de arte contemporáneo en Bragança y otro en Zamora, dedicado a Lobo. Los fondos europeos se invirtieron bien en Bragança y el Museo Graça Moraes está funcionando y dinamizando la ciudad. Baltasar Lobo, en cambio, no ha conseguido el suyo en Zamora en unas instalaciones y con una gestión técnica profesional.

- Mercado de Abastos. ¿Cuántos estudios de viabilidad se han hecho? Pero cada vez el mercado está más vacío en espera del siguiente estudio y la situación administrativa para abrir nuevos puestos no se resuelve. Más tomadura de pelo imposible. Es necesario renovar y mantener este equipamiento comercial en el centro de la ciudad  cuanto antes.

- Centros Cívicos. Casi todas las ciudades cuentan ya con estos centros situados en los puntos neurálgicos de sus barrios como lugar de encuentro de los ciudadanos. Zamora es diferente al carecer de este equipamiento cívico. Aquí nos gastamos los dineros en simulacros. Todos los partidos políticos los incluyen pero casi ninguno sabe cuál es su verdadera función y qué estructura necesitan.

- León Felipe. La ciudad adquirió el legado del poeta que costó mucho dinero y continúa en espera de su localización y gestión técnica adecuada. Urge buscar una sede para albergarlos debidamente.

- Centro de Congresos en la Universidad Laboral. Otro sueño esperpéntico que nos ha dejado, además de una cuantiosa inversión para nada, una profunda herida en el suelo de la ciudad afeando un edifico emblemático. Otro agujero pendiente de una solución urgente.

- Campus Viriato. Se vendió como sueño de futuro e impulso para la ciudad y cada vez tenemos menos estudiantes. La Universidad de Salamanca debe revitalizar e incrementar el número de alumnos de nuestro Campus universitario.

- Centros de Interpretación y Auditorio Ruta de la Plata sin apenas uso e incluso algunos cerrados y pasto del vandalismo. Otro despilfarro más vendido a bombo y platillo por los políticos. Hablamos también de las Aceñas de Cabañales, Centro de la Ciudad Medieval, Laboratorio del Castillo, edificio en el Parque San Martín, Centro de interpretación del bosque de Valorio, incluso las aceñas de Olivares están abandonadas, a pesar de ser tan visitadas.

- Casco Antiguo sólo para turistas. Nos parece bien el destino  turístico del Casco Antiguo pero que no se quede sólo en eso.  Cada vez es más un escenario y menos un espacio vivo de la ciudad, que necesita una revitalización urgente.   . 

- Ciudad cada vez más vacía: casco antiguo, comercios minoristas cerrados, edificios públicos sin uso, con demasiadas  casas vacías, etc.  ¿Qué fue de esa ciudad futura con 170.000 habitantes que planteaba el PGOU? Solo puro negocio inmobiliario.

- Proyecto frustrado del nuevo edificio municipal. ¿Cuánto dinero hemos perdido los zamoranos en aquella chapuza?

- Plan Estratégico para la ciudad. ¡Cómo lo anunció el Ayuntamiento! ¿En qué cajón está guardado?

- Polígono Industrial en Los Llanos. Tanto dinero gastado para abandonarlo precipitadamente por un proyecto nuevo, irreal, imposible  y agresivo con la mejor zona agrícola de la ciudad, en Villagodio, que al menos y por fortuna se ha salvado a tiempo.


Zamora, mayo 2015
 
 
 
Volver
Subir