Buenos días y buena suerte (24.06.15) - Tierra de grandes políticos
 
        Está claro que no tengo ni idea de la estrategia que sigue el Partido Popular para tomar decisiones sobre sus nombramientos o ascensos salvo que le gusta mucho usar el dedo. Así llevó el señor Rajoy a presidente de Gobierno. Hace unos días, aquí en Zamora han promocionado a dos personas que, en mi opinión, no son demasiado valiosas en el orden político tomando como medida la valoración de su propia gestión en la capital y en la provincia. Me refiero a nuestra anterior alcaldesa Rosa Valdeón, que parece ser un capricho personal de Juan Vicente Herrera, y ahora sube como un cohete alguien que para mí tiene  menos valor que la anterior como es el presidente de la Diputación Fernando Martínez  Maíllo, que acaba de ser nombrado vicesecretario de organización del PP nacional ¡Asombroso! De pronto esta tierra se ha convertido en la cantera del PP que llega hasta Valladolid o incluso Madrid.  A mí no me importa demasiado que se vayan ya que, como he dicho al principio, me parece que no han hecho nada especial por esta tierra así que mejor dejar el sitio a otro. En otro sentido diferente también podemos incluir a Clara San Damián que se irá a ganar mejor sueldo a Valladolid como delegada regional de la Unidad de Violencia contra la Mujer en la región, función de la que no tiene ni idea pero para las cabezas pensantes del PP parece que todos son sobradamente inteligentes. Por cierto, esta última también ha sido puesta a dedo.

        Lo del señor Maíllo ha sido una verdadera bomba ya que nadie, ni él mismo, lo esperaba. ¡Estaba tan feliz con haber alcanzado la alcaldía de Casaseca de la Chanas por los pelos y repetir como presidente de la Diputación! De todas formas, seguro que este nombramiento le ha hecho levitar de satisfacción ya que ha superado al conseguido por su contrincante  la señora Valdeón, su rival natural en la ciudad y que parecía que siempre le adelantaba por la derecha y se llevaba el gato al agua.

        El ascenso de la señora Valdeón a Valladolid era más normal. En su día hizo el sacrificio de venirse a esta ciudad-pueblo que es Zamora desde el puesto de consejera en la Junta y  ahora llegaba el momento de recompensarla. Y como dije antes, al señor Herrera le ha entrado por buen ojo desde siempre ¡Amores políticos!

        Parece ser que el dedo del señor Martínez Maíllo para sucederle en su puesto ya está puesto en Maite Martín Pozo, que no tengo el gusto de conocerla y que ya ha declarado que el señor Maíllo “ha dejado el listón muy alto y ha dado un cambio sustancial a la provincia”. Ya te digo. No se enteran de nada. Que pregunten a los zamoranos si eso es cierto o no. Pero que va a decir la pobre si la ha nombrado el elogiado.

        Bueno, amigos, ha nacido otro gran político zamorano de la derecha en estas tierras humildes y secas de Zamora. Que se preparen en Madrid cuando descubran la calidad del personaje. Por lo menos nosotros nos hemos librado ¡Vaya suerte!

        Salud y suerte.


Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir