Buenos días y buena suerte (5.08.15) - Otro nuevo conflicto entre administraciones
 
        Después de dos semanas de vacaciones sufriendo un calor  insoportable, lo cual reduce bastante, al menos en mi caso,  el disfrute natural del descanso anhelado, regreso al quehacer cotidiano  marcado por la repetición de acciones y encuentros. Como siempre, he seguido  las noticias de lo que acontecía tanto a nivel local y nacional como del resto del planeta globalizado. De todo lo leído, hoy comentaré algo sobre este nuevo enfrentamiento surgido entre el nuevo gobierno regional socialista en Castilla-La Mancha con el Estado sobre la ubicación del llamado Almacén Temporal Centralizado (ATC) donde se pretende almacenar los residuos nucleares de alta actividad que en parte se estaban guardando en Inglaterra y Francia, a un coste altísimo, así como los que se encuentran almacenados en piscinas provisionales en las propias centrales nucleares.  Parece necesario guardar toda esta mierda nuclear, que la hemos producido los españoles, en algún sitio seguro y con unos costes razonables.

En tal sentido, en el año 2004 todos los partidos políticos apoyaron entonces en el Congreso la construcción de un ATC para guardar los más de 12.800 metros cúbicos de combustible usado y otros residuos de alta actividad que las centrales generarán durante su vida útil, prevista entonces en 40 años.  El PSOE inició el proceso para seleccionar un emplazamiento y fue rematado por el PP nada más llegar a La Moncloa, a finales de 2011, que eligieron el pueblo de Villar de Cañas en Cuenca en la región manchega que previamente lo había aceptado.

Pero Castilla-La Mancha pasó en mayo de 2015 de las manos de la Sra. Cospedal del PP a  manos de Emiliano García-Page del PSOE, que nada más llegar al poder ha utilizado su normativa medioambiental para intentar bloquear la construcción del silo. La Junta se agarra a las dudas sobre los terrenos que tienen algunos técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Parece que toda la controversia entre el nuevo gobierno regional y el Estado  se basa en las  dudas geológicas que se apuntan en algunos informes a pesar que el  pleno del Consejo Superior Nuclear  ha decidido esta semana votar a favor de la autorización previa al silo, que supone reconocer que el emplazamiento es idóneo.

¡Otra nueva guerra entre administraciones! Ya estamos cansados los españoles de asistir a estos conflictos, casi siempre marcados por la ideología, donde se pierde un montón  de recursos y energías como si no importara a nadie. Siempre hay razones en cada parte para justificar su postura y en medio se queda el ciudadano con cara de bobo viendo cómo se desperdicia su dinero. Tenemos cientos de casos similares en esta España maldita de intransigencia, ideología barata y egos personales. Estos reinos de Taifa están haciendo un daño inmenso al país. Para justificar sus posturas, cada parte magnifica sus planteamientos ya sea amenazando de fuertes subidas en el coste de la luz como ha apuntado el ministros de Industria Sr. Soria o bien predecir un posible desastre similar al proyecto Castor como apuntan los socialistas. Siempre lo mismo.

Con este conflicto, todo quedará parado ya que se atrasará hasta las próximas elecciones generales y acabará casi seguro en los tribunales porque la intransigencia entre administraciones políticas diferentes es irresoluble en España. Los dineros gastados pueden perderse para siempre y los habitantes de la zona que aceptaron el ATP quedaran  en el olvido. Personalmente, desde siempre, me he opuesto a la energía nuclear pero la realidad es que tenemos centrales nucleares en España que suministran un 20 % de la energía que consumismos diariamente y que producen residuos, que son nuestros, y  algo habrá que hacer con ellos  ¿Tan difícil es hacer bien las cosas alguna vez en este país?

Salud y suerte.


Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir