De nuevo se incrementa la corrupción (14-10-2015)
 
        Suenan de nuevo los tambores de la corrupción en el Parido Popular a poco más de dos meses de la Elecciones Generales del 20 de Diciembre. Además de los frentes ya abiertos como son el caso Barcenas y las tramas Gürtel y Púnica, se añaden la activación del caso Rodrigo Rato y la reciente confesión del exgerente del PP balear que destapa la caja B del partido. Nada nuevo para los españoles, sólo más confirmaciones de lo que todos sabemos. Con esta situación tan aplastante de poco servirán las múltiples inauguraciones que se están produciendo por toda España, tratando de contrapesar lo inevitable. Nadie pone en duda que la obligación de cualquier Gobierno es mejorar el país y sus infraestructuras públicas, para ello cuenta con el presupuesto del Estado que sale de los impuestos que pagamos la mayoría de los ciudadanos pero lo que no pagamos es la financiación ilegal de los partidos políticos ni el enriquecimiento vergonzoso de personas y empresas de servicio que han operado como satélites mafiosos alrededor del PP principalmente. Esa losa no la levanta la fanfarria que se está montando por parte del PP con tanta inauguración, bastante exagerada.  Parece que no tiene otro argumento para convencer a los españoles ya que la mejoría económica está ya amortizada por  los votantes al constatar que no llega por igual a sus ciudadanos. Mientas no pierda el poder, el PP no hará la catarsis interna necesaria de su gran descredito: La corrupción.

El caso Rato puede ser la puntilla a las aspiraciones del PP para levantar el vuelo electoral. Al igual de lo que ocurrió en Cataluña con el caso Puyol que ha dejado noqueado a su partido Convergencia, algo similar le puede ocurrir al PP. Las últimas encuestas predicen su caída en intención de voto, muy lejos de una mayoría, y podría caer más si los medios de comunicación siguen publicando más casos de corrupcion. Parece claro que los españoles no toleran ya situaciones corruptas.

Ya hace tiempo que el PP ha empezado a perder las próximas Elecciones Generales.

Salud y suerte.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir