Noqueado y aislado (3-02-2016)
 
        Así es como yo veo al Parido Popular (PP) en estos momentos. Quieren disimularlo pero se nota en las caras acartonadas de todos sus dirigentes por mucho que hayan practicado ante el espejo cómo disimularlo. Son todo mueca y farsa. La corrupción no deja de manar desde  sus estructuras de partido y la lista de afectados ya es imposible de recordar por lo larga que resulta y seguirá engordando a medida que la investigando oficial vaya pasando por las empresas públicas del Estado. Ha sido una práctica real impuesta desde la impunidad que da el poder, la mayoría absoluta y la simpleza humana de que en este país no pasaba nunca nada. Que todo lo aguantaban los españoles. Pero como toda burbuja, ésta también explotó y ahora les ha inundado de mierda. Y también nos han robado a todos los españoles, que no se olvide.

El Sr. Rajoy no para de decir que son el partido más votado, cosa cierta, pero se calla que es el que más votos perdió desde 2011. La friolera de más de 3,5 millones. El PSOE se dejó en el camino 1,4 millones. También se desgañita en decir a todos los partidos lo que deben hacer, en especial al PSOE y Ciudadanos: formar un bloque constitucional y así tapar todas sus impudicias; ganar tiempo para que todo siga igual. Ahora bien, cuando se dirigen a su partido y a él mismo reclamándole limpieza y responsabilidad, se limita a hacer una finta política, se pone de lado y  brama como un carretero: nadie le dice al PP lo que tiene que hacer. Lamentable.

No sé qué pasará sobre la gobernabilidad que ahora nos atañe. Lo veo todo muy complicado y sin talla política de altura en ningún partido ni persona  para encauzarlo pero contar con el partido que hasta ahora nos ha gobernado, el partido de la corrupción y la mordida, con lo que ha pasado y está pasando en España, me parece aterrador. Sería reconocer nuestro propio fracaso colectivo y para siempre.

Salud y suerte, que la necesitamos.

Antonio Gallego

 
 
 
Volver
Subir