Menos crispación y más discreción (6-04-2016)
 
        Creo que estamos viviendo una etapa confusa y algo crispada como consecuencia de la diversidad política abierta con los últimos resultados electorales. Cuando esto ocurre suele aparecer lo peor de nosotros ya que somos un país vehemente y poco dado a mantener la cabeza fría.  Los políticos deberían dar ejemplo en ese sentido pero a veces son los menos indicados para ello ya que tienden a tensar  el ambiente, a entrar en generalizaciones y a hacer afirmaciones no verificables cuando no totalmente falsas. Todo ello genera tanto en los medios de comunicación como entre ellos mismos una espiral de comentarios que acaban en un verdadero esperpento público.

Me resulta imposible admitir que después de una reunión de trabajo entre líderes políticos para intentar llegar a un acuerdo de investidura ya estén al día siguiente concediendo entrevistas a troche y moche para comentar cómo ha ido la reunión y otros detalles. Entiendo, como han hecho, que den una rueda de prensa individual después de la reunión pero lo sensato sería que se diesen una tregua y reposo para seguir trabajando con discreción y no convertirse en voceros ya que no lleva más que a abrir zonas de enfrentamiento y ambigüedad con riesgo  de nuevas confrontaciones.

Se puede pensar que todo ello es producto de la inexperiencia y se nos dice que debemos de tener paciencia y dar tiempo a que los nuevos partidos maduren pero no estoy seguro que todo ello sea producto de la inexperiencia. También hay un deseo de protagonismo vía medios de comunicación que muestra una cierta inmadurez personal. Algunos partidos han caído en las redes y dinámica de algunos medios de comunicación y eso no es positivo para nadie ya que siempre tienen que estar al borde del titular, que es lo que vende, distorsionando a veces la realidad.

Si ya la situación de un pacto de legislatura  es complicada, lo es mucho más con esa falta de sosiego y tranquilidad que requiere toda negociación.

Salud y suerte.

Antonio Gallego
 
 
 
Volver
Subir