CAMBIO CLIMATICO: una reflexión histórica

 
 
        Analizando el pasado aún es posible enmendar errores cometidos. Por lo tanto, la historia puede ayudarnos mucho.

Durante años los grupos de poder han tratado de desorientar al ciudadano respecto al cambio climático y a la destrucción del planeta. Pero el esfuerzo constante de multitudColaboración nº 2: CAMBIO CLIMATICO: una reflexión histórica de científicos y de organizaciones medioambientales está dando su fruto y el tema del Cambio Climático se está convirtiendo en un tema de actualidad a nivel mundial, hasta el punto de que muchos políticos ya lo han incorporado en sus programas.

En el año 2007 en la conferencia de Paris, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC) compuesto por más de 1000 científicos especializados en las diferentes ciencias, publicó un informe titulado LA BASE CIENTÍFICA FÍSICA. Se sustenta en evidencias científicas que indican que "el incremento global de las concentraciones de dióxido de carbono se deben principalmente al uso de combustibles fósiles y al cambio del uso de la tierra (principalmente convertida en urbanizable) y las concentraciones de metano y de óxido nitroso que existen son causadas principalmente por la agricultura química".

Por lo tanto la actividad humana influye enormemente en el clima y causa fenómenos como el calentamiento global y los cambios en los patrones del clima.

Pero ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Habría que retroceder hasta la Edad Media cuando se organizan las ciudades y la producción agraria y ganadera se desarrolla de forma notable iniciándose la roturación masiva de los bosques. Con esto se comienza a usar los bienes de la Naturaleza de manera fácil sin meditar en su uso racional y conservador, entonces solo se piensa en las necesidades apremiantes del hombre.

Este proceso se acelera en la Revolución Industrial que trastorna aún más la mente posesiva del hombre al crear multitud de bienes que si bien por un lado cambiarán y facilitarán la vida de las personas, por otro provocan que se pierda el sentido de respeto y protección de la Madre Tierra, que es la que verdaderamente ofrece los recursos para todos.

En esta época comienzan los vertidos industriales y también la utilización del carbón y petróleo como energías principales. Ya en los años 50, la industria se había desarrollado y diversificado tanto, que cualquier cosa que pudiésemos imaginar ya había sido creada o estaba en marcha y por lo tanto la podíamos encontrar en el comercio, lo que termina por acaparar nuestras vidas. No eran necesarios tantos artilugios, pero la industria abría un nuevo campo de posibilidades, la creación de bienes sin fin...solo por los beneficios. En los últimas décadas, el despilfarro y la voracidad se acentúan con el consumismo desenfrenado lo que unido al aumento demográfico lleva al agotamiento de los recursos de la Naturaleza.

Los que vivimos en los países occidentales, tenemos más cosas de las que realmente necesitamos y lo que es peor, al final acaba calando en nuestras conciencias aquel mensaje subliminal de que cuantas más cosas poseamos más felices seremos.

Los que manejan el mercado manejan nuestras vidas, y al final acabamos convertidos en esclavos de su modelo consumista, con lo cual se nos pasa la vida trabajando para pagar cosas.

Por ello nos enfrentamos a una crisis medioambiental de consecuencias inmensas, que nunca antes habíamos conocido, y que debe unirnos a todos, gobiernos y ciudadanos, en una empresa activa y urgente para solucionar la encrucijada: o nos auto exterminamos o usamos el conocimiento y la tecnología al servicio de todos.

Esto significa un gran cambio en nuestro modo de vida, optar por una vida más sencilla y más colaborativa, por el uso racional de los recursos finitos, por una distribución justa de los mismos, por el uso de energías renovables y en definitiva, el cuidado del planeta.

Buenos días Zamora. Hasta mañana.

Esther Castro Vélez


 
 
 
 
Volver
Subir