Coaliciones políticas

 
 

        Ya hemos atravesado el primer puente electoral y en menos de un mes pasaremos el último y definitivo con las elecciones Autonómicas, Municipales y Europeas. Con ello habremos cerrado la nueva estructura política y administrativa de España durante cuatro años y quedaremos a expensas de ver como se cierran los diferentes acuerdos que se produzcan a todos los niveles en nuestro país.

Ya se están dejando caer algunas informaciones, todavía muy imprecisas, de que el PSOE, que ha sido el claro ganador de este primer round electoral, pretendería seguir gobernando en solitario. Asimismo, el mismo día de las elecciones, después de conocerse los resultados finales, Pablo Iglesias de Unidas Podemos manifestaba públicamente su disposición a gobernar con el partido ganador. Por su parte Ciudadanos no se plantea una coalición con el PSOE.

De principio, me gustaría recordar que España es junto con Malta el único Estado de la Unión Europea donde jamás ha habido un Gobierno de coalición a nivel nacional. Esta realidad no tiene nada de positivo y define una característica muy pertinaz y negativa de nuestros partidos políticos. No viene al caso en recordar la variedad de coaliciones que se producen en los diferentes países europeos, justo aquí al lado.

¿Qué se entiende por una Coalición Política? El concepto jurídico la define de laCoaliciones políticas siguiente manera: “En los sistemas políticos multipartidistas, lo corriente es que ningún partido logre por sí solo la mayoría necesaria para gobernar con exclusión de los demás. A lo sumo puede lograr la ubicación de primera minoría. Para gobernar el país, varios partidos grandes y pequeños deben formar una coalición. Tal coalición generalmente consiste en un acuerdo sobre dos aspectos: en base a las coincidencias o aproximaciones programáticas, definir un programa de gobierno; y en base a la confrontación de equipos y aportes, definir una distribución de los puestos gubernamentales disponibles”. Posiblemente todo el mundo lo sepa, pero conviene recordarlo sobre todo aquí en España porque jamás lo hemos visto. Curiosamente, cuando en otros países se llevan a cabo como sucedió recientemente en Alemania entre el SPD y los democristianos de la CDU y la CSU, aquí en España todo eran alabanzas sobre ello tanto en los medios como entre particulares, pero ahí queda todo.

Toda coalición política supone cesiones entre partes y dejar a un lado los egos personales y las intransigencias tan al estilo español. También supone abrirse a una nueva cultura política apoyada en el pacto y la transigencia, de la que también estamos carentes en España como todo el mundo puede ver cada día. Está claro que este sistema de gobierno tiene sus riesgos por lo difícil que resulta entre los españoles ponerse de acuerdo. El caso más reciente lo hemos visto con Unidas Podemos, que entre ellos mismos y sus confluencias o corrientes internas, han echado por la borda una parte de su capital político medido en datos electorales, pero creo que hay que intentarlo y aprender de los errores. ¿Acaso no tiene también riesgos estos sistemas monolíticos de partido gobernante único? Por otro lado, España es un país singular por sus diversas nacionalidades que siempre prefieren apoyar a cambio de beneficios para sus Autonomías, pero no participan en la gobernabilidad de la nación.

También hay otra evidencia que ya es una realidad: la segmentación del electorado. Ahora tenemos cinco fuerzas políticas a nivel nacional más las existentes en Cataluña y País Vasco. Cada vez será más difícil lograr resultados en exclusividad en un solo partido. Se necesitará buscar confluencias entre ellos para preservar la gobernabilidad del país como bien supremo. Ojalá algún día lo veamos.

Antonio Gallego
Foro Ciudadano de Zamora




 
 
 
 
Volver
Subir