La Innovación
 
 

 

En los medios de comunicación muchas veces pasan desapercibidas noticias muy importantes, que no ocupan cabeceras pero que añaden pistas a cómo somos y a las cosas que nos pasan en esta provincia. A veces me he preguntado cómo yo seleccionaría o daría importancia a las noticias que se producen a diario si fuese responsable de un medio de comunicación y descubro bastantes diferencias con lo que se publica o transmite. Posiblemente acabarían cerrando el medio correspondiente por falta de lectores u oyentes. Hoy he leído esta noticia en La Opinión de Zamora: “Zamora está a la cola en solicitudes de subvenciones para proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación concedidas por la Agencia de Desarrollo Económico”. En esta misma noticia hay comentarios del actual presidente de la CEOE, el Sr. Herrero Magarzo, que prefiero no reproducir por su eterno escapismo, mirando para otro lado cuando no le interesa profundizar en las verdaderas causas que atañen a su organización. La Innovación. Antonio Gallego
Es una realidad que en España, a nivel global, hay poca Innovación. Basándose en 26 indicadores, entre los que se encuentra la tasa de universitarios, la inversión en ciencia, el gasto en Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) y el número de patentes, ocupamos el puesto 16 de los 25 países de la Unión Europea. Los principales lastres para la innovación no se encuentran precisamente en el sector público. El gran problema es el sector privado, en el que no se llega ni tan siquiera a la mitad de la media europea en lo que se refiere a inversión en Investigación y Desarrollo (I+D). Además, el espíritu emprendedor es casi el peor de los 25, lo cual es sin duda alguna un importante lastre en la creación de nuevos productos, servicios y modelos de negocio.
En un informe del Servicio de Estudio 2004 del Consejo Superior de Cámaras de Comercio se indica, entre otras cosas, lo siguiente: - En 2003 aumenta la innovación en las empresas europeas. - Se reduce el número de empresas que no invierten en innovación y al mismo tiempo hay un mayor porcentaje de empresas que destinan entre el 1% y el 10% de sus inversiones a innovación. - España, Italia y Portugal son los países de la UE donde existe un menor número de empresas que no innovan. - Responder a las necesidades de los consumidores es el factor que más incentiva a las empresas a innovar. - Los empresarios ven en la globalización una oportunidad para la innovación. - El 68% de los empresarios españoles creen que serán más receptivos a introducir productos innovadores el próximo año. - Los empresarios destacan como medidas importantes para avanzar tecnológicamente la cooperación con proveedores y clientes y la adquisición de maquinaria y equipamiento avanzado. - El 49% de los empresarios europeos valoran positivamente el apoyo y fomento de la innovación que realizan las Cámaras de Comercio.
Vemos que el panorama no es precisamente boyante en este aspecto, por ello no podemos exigir grandes cosas a nuestros empresarios. Pero conviene recordarles que, puesto que tanto se quejan de que somos los últimos en casi todo acusando siempre a las Administraciones de ello, también somos los últimos en aspectos que nos atañen a nosotros mismos y, en este caso, a la Organización Empresarial. Siempre se puede decir que todo tiene el mismo origen pero me temo que este lenguaje tan usado por la CEOE-CEPYME y Cámara de Comercio de Zamora ya empieza a estar un poco gastado y más cuando existe un ejemplo claro de falta de compromiso, tan ligado a todo lo que se dice en este artículo. Me refiero al Ente Ferial IFEZA, una herramienta fundamental para las Organizaciones Empresariales, donde su respuesta es puramente testimonial, de foto y poco más ¿Por qué no se implican en ello, desde el punto de vista económico y de gestión? Todos sabemos que IFEZA no puede seguir así durante mucho tiempo, donde las Administraciones ya sea Diputación y Junta de Castilla y León principalmente, apoyada con alguna que otra subvención, están poniendo toda la carne en el asador, como vulgarmente se dice. Los ciudadanos estamos respaldando, casi en exclusiva, con nuestros impuestos, este proyecto retrayéndolos de otras necesidades que tiene la provincia, función principal de una Diputación.
Ya he repetido muchas veces que soy un defensor indiscutible de las empresas, sus iniciativas y los riesgos que asumen los empresarios, tanto desde el punto de vista patrimonial como social, por eso me gustaría que trabajasen más con sus posibilidades reales, sus compromisos sociales y menos con declaraciones, siempre pidiendo a otros lo que ellos mismo no dan.

Antonio Gallego
Miembro del Foro Ciudadano de Zamora

Zamora, 13 de junio de 2006

 
 
 
Volver
Subir