Envía este artículo a un amigo. Indica el e-mail a quien quiere enviar el artículo:

Agenda 21 de la ciudad de Zamora
 
 

 

El grupo de Trabajo Modelo Ciudad y Urbanismo del Foro Ciudadano de Zamora, desde su constitución como colectivo, contempló con interés el programa de la Agenda Local 21 destinado a la planificación y gestión sostenible del municipio y su metodología de ejecución; de hecho, el Foro lleva bastante tiempo trabajando sobre ello. Este proyecto está avalado por su implantación en muchas ciudades del mundo, de diversa dimensión, y con logros en algunos casos apreciables para los ciudadanos. Posiblemente Vitoria sea una de las ciudades españolas donde sus resultados, después de muchos años de trabajo, son más visibles. Por ello, el anuncio por parte del Ayuntamiento de iniciar este camino de la Agenda Local 21 nos parece en principio correcto. Es cierto que en municipios pequeños como el nuestro, muchos de los indicadores usados para conseguir los objetivos de sostenibilidad y respeto al medio ambiente caen por su peso, es decir, se consiguen sin que los gestores del municipio tengan que hacer prácticamente nada como es el caso de la calidad del aire, desplazamiento de niños a los centros escolares, emisiones de CO2.
El documento público que conocemos de la Agenda 21 realizado por nuestro Ayuntamiento está formado por 149 páginas y se define como documento de divulgación por lo cual ya resulta difícil hacer una crítica profunda y seria de su contenido pero a pesar del ello, y en un sentido constructivo, nos arriesgamos en señalar algunos aspectos que nos resultan preocupantes una vez realizada su lectura detallada y comparada con experiencias similares.
1.- Participación social ciudadana y mesas de trabajo. Este es uno de los pilares básicos. Por la lectura del documento no tenemos nada claro si se ha limitado a un mero trámite, buscando las formas y en nada el fondo. ¿Son representativos de la ciudad y sus dinámicas los grupos elegidos?. Tenemos muchas dudas. Por otro lado, a las personas no basta con convocarlas; en muchos casos, como en éste, es necesario un paso previo de concienciación, formación y reflexión ya que si no se hace así las empresas especializadas son las que se llevan el gato al agua, además del dinero, como se dice vulgarmente; el resto son convidados de piedra. Tenemos información directa de muchos participantes en las mesas de trabajo que reconocen que fueron un fracaso en participación y discusión.
2.- Indicadores para medir y controlar la sostenibilidad. El Ayuntamiento propone 31 indicadores, incluidos los 10 comunes europeos. La pobreza de datos y su normalización, dejando a un lado las generalidades, es escandalosa. Quizás se buscaba más la descripción y la enumeración de las acciones realizadas por el actual equipo de gobierno en el Ayuntamiento que la concreción rigurosa, siguiendo los parámetros que se deben usar en estos casos como son: descripción del indicador, su cálculo, unidades de medida, periodicidad de muestreo, tendencia deseable y fuentes. Una parte importante de ellos quedan pendientes para el futuro o tienen un alto grado de imprecisión.
3.- Plan de Acción. La interpretación que da el Ayuntamiento a este apartado, por otro lado esencia cara al futuro, no se parece en nada al que viene en todas las metodologías de la Agenda 21. En el documento se enumeran ocho grandes líneas que parecen creadas para contar, otra vez, más las excelencias del grupo de gobierno en el Ayuntamiento. Pongamos un ejemplo para que nos entiendan los lectores. La primera línea de acción es: "Zamora es una ciudad interesada por su patrimonio y cultura". Quién va a negar esa evidencia pero, ¿es una acción de sostenibilidad?. Evidentemente no, es una generalidad para poder contar seguidamente lo que ha hecho el Ayuntamiento y así sucesivamente. Un objetivo concreto del Plan de Acción sería "Información, Educación y Participación Ciudadana" acompañado de su plan de seguimiento y evaluación, donde aparecen parte de los indicadores ya citados, y un plan económico y de recursos.
Se podrían hacer más observaciones, pero entendemos que es un tema árido para la mayoría de los ciudadanos y pensamos que con esto basta por ahora, aunque el Foro va a seguir detalladamente su evolución en el futuro. Nos gustaría creer que estamos ante un proyecto serio del Ayuntamiento aunque debemos de reconocer que no nos ha gustado nada su inicio. Ya tenemos demasiadas experiencias por parte de esta Corporación de los desequilibrios que existen entre lo que se dice o presenta al principio de los proyectos y lo que posteriormente se hace, sus tiempos de realización y sus resultados concretos para la ciudad. Si emprendemos algo útil, y el inicio de la Agenda 21 lo es, trabajemos en ello con seriedad, discreción y continuidad, y no empecemos rápidamente a vender cosas que el tiempo marchita. Tenemos que acostumbrarnos a separar la publicidad política, que puede ser legítima en determinados momentos, de los trabajos concretos que toda nueva realización supone.

Antonio Gallego Rodríguez
Eusebio Rodríguez Álvarez

Miembros del Foro Ciudadano de Zamora.
25 de noviembre de 2004

 
 
 
 
 
 
 
 
Volver
Subir