Resumen de la conferencia de Antonio Cancelo, ex presidente del Grupo Mondragón "Reflexiones sobre el Desarrollo Provincial".
 
 

 

* Sus años iniciales en Zamora, especialmente en Lubian, los considera como los más importantes de su vida ya que sirvieron para forjar su personalidad. Aquí aprendió a:
- Diferenciar el "Ser" del "Tener", allí donde el tener era imposible se tuvo que dedicar al ser.
- Se puede vivir alegremente en la dureza, que sirve para forjar carácter.
- La carencia imprime personalidad, muy necesaria ante las dificultades de la vida.
- Descubrir el valor de los grupos humano y la necesidad de la cooperación para realizar tareas comunes.
- Importancia de la lectura. La juventud tiene que leer y aprender a leer.
- Aprendió también a nadar en aguas frías y bravas, aprendió a nadar en la vida.
- Lubian fue su Universidad.
Debido a todo ello, se siente en débito con Zamora y por eso siempre lo tendremos para lo que Zamora necesite de él.


* La charla va a ser una reflexión en voz alta, basada en su experiencia personal. Primero es la vivencia, después la experiencia y por último se produce la teorización para que las palabras sean un vehículo para comunicar lo realizado. Cree que todo modelo surge de una sociedad concreta y en un momento determinado, no siempre exportables.

* En los últimos años se ha producido cambios profundos en los modelos económicos de desarrollo. Primero fue el Modelo Tradicional, basado en la riqueza del subsuelo. Aquellos que tuvieron suerte, como tener petróleo, por ejemplo, tenían futuro. Otras veces su valor estaba en la posición geoestratégica que tenía el territorio en cuestión o la suerte de estar en un lugar dotado de potentes infraestructuras, del tipo que fuese.
Se ha producido un cambio de esquema, hoy está en la capacidad y compromiso de sus ciudadanos con su territorio. Esto, en principio, es una buena noticia ya que no somos tributarios de la Naturaleza, de la suerte. Pero todo lo bueno tiene su contrapartida y es que este nuevo esquema deja a los ciudadanos enfrentados con su futuro, son los principales responsables. Aquellos que no asuman esta realidad, que busquen las responsabilidades en otros, fuera de ellos mismos, jamás saldrán de su situación de subdesarrollo.

Tampoco hay razones genéticas pero sí culturales. La cultura puede marcar importantes diferencias pero no olvidemos que la cultura se construye.
La cultura del llanto, la queja y cosas así sólo conduce al incremento del sentimiento de injusticia que sufrimos pero jamás va a mejorar la situación que padecemos. Frente a ello, sólo vale la cultura de la confianza, de la fe en nosotros mismos, basada en nuestra propia capacidad. Eso puede ser el inicio de un cambio positivo.
¿Por qué si en otros sitios se han hecho cosas importantes no las podemos hacer nosotros?. Es necesario cambiar de actitud.
Dentro del tema cultural, el conocimiento es vital. Todo el mundo está hoy de acuerdo que el conocimiento es clave para determinar el desarrollo. Aún siendo importante, el conocimiento sólo no es suficiente si no se transforma en actividad, si no cambia las cosas.

* Para desarrollar cualquier proyecto se necesitan tres elementos:
1.- Creer en que se puede hacer. Tener fe. Que es posible.. Hay que creer incluso en la utopía.
2.- Querer, tener voluntad. Creo y quiero. Situar el proyecto que se quiere realizar como elemento prioritario en la actividad vital de la persona. Eso requiere a veces muchas renuncias. Una sola persona puede ser centro importante en el desarrollo de un territorio.
3.- Saber. Aquí de nuevo aparece el conocimiento pero como tercera prioridad.

* Si estamos de acuerdo en ello, podemos a preguntarnos otras cuestiones:


- ¿Qué sabemos hacer en Zamora?. Tenemos que listar lo que sabemos hacer en esta tierra, es una base de partida pero no basta porque si sólo hacemos lo que sabemos hacer ahora estamos condenados a repetir siempre el pasado.
- ¿Qué podemos aprender?. ¿Qué nuevos conocimientos podemos desarrollar?. Lo que podemos aprender nos permitirá modificar el pasado.
- ¿Cuál es el stock de conocimientos en Zamora?. ¿Qué evolución desearíamos que adquiriera ese conocimiento?. ¿Dónde se encuentra?. ¿Quiénes tiene capacidad?. Generemos grupos de trabajo para que piensen en ello y propongan proyectos específicos de desarrollo. ¿Cuántos zamoranos conocen quiénes son sus cerebros más privilegiados?. ¿Quiénes están en la Universidad?. ¿En qué ramas del saber se están formando los jóvenes?. En función de ello, puede que los estemos empujando a irse de Zamora. ¿Cuáles son sus aspiraciones?. ¿Tienen inquietud social o de compromiso territorial?. ¿A qué aspiran, a emigrar o transformar el territorio?. Enorme responsabilidad de las entidades que se dedican a la formación, que a veces se convierten en simples expedidoras de títulos o de fábrica de hacer parados de altos conocimientos.
- Cuando alguien termina su carrera, ¿Quién le da empleo?. Si los que salen de las universidades, no tienen capacidad de crearlo, ¿Quién la tiene, los que no saben?.

* Aprende a emprender. A los jóvenes se les debe inculcar la pasión por el emprendizaje, independientemente de cuales sean sus estudios. Pocas tareas son más estimulantes que crear una empresa. ¿Qué es crear una empresa?. Como le sucede a un artista, es fundamental tener una idea. Tiene el valor social de crear riqueza y generar empleo.
Los futuros empresarios tienen que tener: Fe en sí mismo y en su capacidad de acción. Capacidad para asumir riesgos, superando los lógicos miedos. No echarse atrás ante las circunstancias ya que la vida y los mercados son duros; hay que superar las dificultades. Constancia en el empeño. Capacidad de comunicar y escuchar. Trabajar en equipo ya que solos no se puede hacer nada. El fracaso forma parte de la vida y del aprendizaje; fracasar no es ningún fracaso.

* Creación de empresas como palanca de desarrollo.
La empresa aporta rentas del trabajo, del capital e impuestos a la comunidad. Aún en muchas zonas, los empresarios no tienen reconocimiento social. No existe la función de crear empresas, como si estas surgieran espontáneamente. Hay que dotar a la sociedad de instrumentos eficaces que posibiliten el desarrollo de nuevas empresas. Las infraestructuras son importantes pero sin iniciativas empresariales no consiguen en sí mismas el objetivo de desarrollo de una provincia.

* ¿Cómo iniciar este camino?.
- Se necesita crear conciencia entre los ciudadanos que la situación de Zamora no es la deseable y que es manifiestamente mejorable. Hay que tener rebeldía social y ciudadana, si no existe, cada uno, de forma individual buscará su propia solución.
Transmitir a los ciudadanos que tenemos potencial para alcanzar metas más alta: "Nosotros también podemos". No hay que tener complejos.
- Aparcar las discrepancias por legítimas que sean ante los objetivos principales de que "Zamora es posible". Percibo que la sociedad zamorana, a pesar de ser pequeña, está terriblemente parcelada, como si cada parte se tuviera que definir en función de la contraposición al otro. Podría valer el slogan "Dejar de ser una buena tierra para nacer a serlo para vivir".
- Inventariar las ventajas competitivas de la provincia respecto a otras regiones y mercados para conocer lo que se puede hacer desde aquí. Pero también es necesario salirse de los conocido, de lo de siempre. Las actividades tradicionales, hasta ahora, están muy protegidas pero eso puede cambiar en cualquier momento.
- Establecer relación con la gente que vive fuera de la provincia y que pueda aportar algo, aunque sean colaboraciones especiales.
- Tener lazos permanentes entre la sociedad civil, los empresarios y los centros de Educación ya sea Universidad, Centros de Formación Profesional y otras instituciones de formación.
- Elaborar un plan de objetivos medidos y coherentes con los valores más profundos de la cultura. La capacidad de asociación existe en todas las culturas.

Los soportes básicos podrían ser:

- Incubadoras de empresas pero siempre que alguien, alguna institución tenga objetivos concretos anuales de crear empresas y dar cuenta de ello.
- Establecer lazos entre las empresas nuevas y las existentes. Se necesita mayor dimensión para poder competir. La calidad no es un valor que nos asegure sólo la pervivencia en un mundo económico tan competitivo.
- Establecer mecanismo financieros apoyados en sociedades de garantía recíproca y otros.
- Valor de la innovación.
- Copiar bien.
- Conocimiento de las tecnologías existentes para su aplicación.
- Necesidad de liderazgo, en el sentido de capacidad para interpretar las aspiraciones explicitas o implícitas de un colectivo y desarrollarlas en forma de proyecto.

El futuro es un espacio abierto donde caben todo tipo de posibilidades, no es un devenir, es algo que debemos construir. Depende de muchos factores pero especialmente de nosotros mismos.

Zamora, 13 de enero de 2005

 
 
 
 
Volver
Subir