Andrés Ibáñez aboga por regular la profesión periodística
para evitar excesos y juicios paralelos
       
 

 


El magistrado del Tribunal Supremo recordó que "la noticia criminaliza más que la sentencia" para pedir "un ejercicio de responsabilidad" a los medios de comunicación.


"La publicidad y el riesgo a la apertura" de los procesos judiciales "son buenos en favor de la transparencia", en opinión del magistrado del Tribunal Supremo Perfecto Andrés Ibáñez, que a reglón seguido pidió a los periodistas "un ejercicio responsable" para evitar juicios paralelos y respetar el principio de inocencia del imputado o procesado, elConferencia de Perfecto Andrés Ibáñez. Foro Ciudadano de Zamora. que precisamente propició la aplicación de la publicidad. El prestigioso jurista abogó por una actitud "crítica" entre los profesionales de la información, que deberían dotarse,dijo, "de una regulación" que ponga fin a los excesos que se cometen en algunos medios de comunicación porque "la noticia criminaliza más que la sentencia; muchas veces tiene más repercusión la imputación de una persona que la sentencia porque "cotiza" menos que la imputación". En ese sentido apuntó que "los índices de audiencia pueden traer a primer plano de la actualidad asuntos que podrían ser vanales y prescindibles". Se aplica la lógica del beneficio: "la noticia es interesante si es rentable". A lo largo de la conferencia que pronunció bajo el título "Administración de Justicia, opinión pública y medios de comunicación", invitado por el Foro Ciudadano de Zamora, abundó sobre "la inversión de valores" que ha provocado la "irrupción" de los medios de comunicación en el ámbito de la justicia, tras los cuarenta años de oscurantismo vividos bajo el franquismo. Por otro lado, el magistrado apeló a la responsabilidad de los medios de comunicación, que "se prestan a la instrumentalización y no deberían. Son utilizados con frecuencia para generar opinión, lo que produce efectos devastadores", recordó (con el ejemplo de "ley de la patada en la puerta", del ex ministro socialista José Luis Corcuera). "Los medios reelaboran, no son neutrales", reiteró para retratar unos medios de comunicación como "fenómenos macroempresariales o político", cuya producción informativa "responde a estrategias políticas o empresariales y la Justicia es una estructura extraordinariamente frágil y, por eso, existe una interacción desigual, sobre todo, si -la acción de los medios- está planificada y dotada de intensidad". Aquí el ejemplo más evidente es Silvio Berlusconi, presidente del Gobierno italiano, "un buen fenómeno mediático? hijo de Bettino Craxi -primer ministro italiano condenado a 27 años de cárcel por cobrar comisiones ilegales-" que utilizó sus empresas de comunicación para llegar a la política y, una vez en el poder, "controla férreamente la opinión pública a través de sus medios privados y de los públicos". Especialmente duro se mostró al analizar el papel de la televisión, "medio por excelencia que neutraliza a los ciudadanos, donde los valores no están, llena de noticias pero sin información". El magistrado del Tribunal Supremo se refirió a este medio como la "antítesis del homo sapiens", que supone "el regreso al puro acto de ver, que no permite la distancia que la radio y la prensa" para reflexionar, sino que "anula" esa capacidad con un lenguaje "referido a cosas, y que se resiste a entrar en temas complejos".

S. Arizaga
Fuente: La opinión de Zamora

 
 
 
 
Volver
Subir