COMUNICADO LEÍDO POR EL FORO EN LA
"JORNADA LUCHA CONTRA LA DESPOBLACIÓN"
       
       
 

 

1.- Objetivos del Foro Ciudadano de Zamora.

El Foro es un movimiento ciudadano definido por su Manifiesto Fundacional y que, en resumen, se enmarca en lo siguiente: El Foro Ciudadano de Zamora es un lugar de encuentro para todos los ciudadanos que proceden, viven o quieren a esta provincia de Zamora y que están preocupados por su presente y futuro. El Foro está abierto a todos los ciudadanos y pretende, en suma, propiciar la formación de juicios libres sobre lo que nos rodea y afecta, fomentando el diálogo y participación ciudadana como mecanismo de regeneración social y política.

El Foro pretende formar una corriente de opinión y presión social, sin pretensiones de convertirse en partido político, en constante colaboración con todos los colectivos que trabajen y se preocupen por los problemas sociales, ecológicos y humanitarios.

Pensamos que con esta lectura se deja clara nuestra independencia en este acto.


2.- Campaña para la recogida de firmas y apoyos institucionales para solicitar en el Parlamento Europeo que se institucionalice el 27 de septiembre como Día Europeo contra la Despoblación y los Desequilibrios entre las Regiones.

La mayor amenaza de futuro que tiene nuestra provincia es la falta de población y sus consecuencias. Sin gente no somos nada. Por ello, juntamente con otros colectivos ciudadanos, "Teruel Existe" y "Soria YA", en provincias aquejadas con similares problemas, hemos iniciado esta campaña que pretende llevar hasta en Parlamento Europeo, con el apoyo de los eurodiputados españoles y de otras regiones europeas que se encuentran con el mismo problema, la solicitud para que se declare el 27 de septiembre como Día Europeo contra la Despoblación y los Desequilibrios entre las Regiones. Para que sirva de recuerdo, de debate y de denuncia de una situación que nos condena a ser ciudadanos de segunda.

En la provincia de Zamora hemos conseguido los siguientes apoyos:

Firmas de ciudadanos: 12.413.

Apoyos de Diputación y Ayuntamientos: 58.

Apoyos de otras instituciones: 16.
En apoyos vía representación indirecta (Diputación, Ayuntamientos e Instituciones) contamos con el 65 % de los habitantes de esta provincia.

En esta campaña se denuncian dos situaciones distintas: La despoblación, con raíces profundas en la historia del siglo XX, y los desequilibrios entre las regiones y entre las distintas provincias de esta misma región de Castilla y León.
Todos conocemos la cuantía de los Fondos Europeos que han venido a esta Región desde 1995, que han supuesto la participación acumulada del 7,6 % sobre el PIB, en Castilla y León y también sabemos los resultados que han generado en las distintas provincias de la Comunidad, mejorando la renta regional pero también manteniendo una profunda desigualdad. Zamora en estos momentos, tiene una renta per cápita del 65 % de la de los 15 países comunitarios. La Región dejará de ser objetivo 1 a partir del 2007 pero nuestra provincia estará claramente por debajo de ese objetivo.

3.- El problema de la Despoblación.

La Despoblación siempre es la constatación de que existe un desequilibrio y ello genera siempre una injusticia, que en el caso de Castilla y León y especialmente de Zamora, está casi en un punto sin retorno, al menos en extensas zonas de la provincia.
Las posibles medidas a tomar, seguro que ya han sido antes y ahora de nuevo inventariadas y estudiadas para tomar decisiones políticas. Nosotros no vamos a añadir nada en concreto sobre las posibles medidas a adoptar porque a nuestro juicio ese no es el problema principal. Nos preocupa incluso que todo quede en un debate académico, técnico y político pero como se dice popularmente "no se coja el toro por los cuernos". El problema principal es tomar decisiones.
Entendemos que las medidas que se tomen deben comprometer a tres administraciones:

Administración Europea. Se deben definir fondos y políticas especiales para las provincias con parámetros de población y cohesión social por debajo de ciertos valores en estos dos indicadores. Esto no es ninguna novedad porque ya en ciertos países de Europa hay regiones que las tienen.

Administración del Estado. Está claro que el Estado, según indica la Constitución Española, obliga a los poderes públicos a promover el progreso social y económico así como a procurar una distribución de la renta nacional más equitativa, tomando como base la solidaridad entre territorios y corrigiendo los desequilibrios económicos. Así parece que lo entiende de forma especial el actual ejecutivo socialista cuando el propio partido socialista ha elaborado el conocido Plan Oeste, donde se detallan 11 acciones precisas de actuación.
Enhorabuena para los que lo hicieron porque fueron conscientes de que un plan de desarrollo requiere ser integral, integrador y multiplicador; las acciones sueltas y aisladas no sirven. En dicho plan, entre otras cosas, se reconoce que estamos ante un problema de Estado, se cita la necesidad de constituir un Fondo de Compensación Regional, se habla de respuestas diferenciadas y multiplicadoras así como de acciones integradas.
¿Qué le falta a dicho Plan Oeste?.

En primer lugar, la confianza de los ciudadanos. Ha pasado casi un año y de la mayoría de las acciones no sabemos casi nada.
• Se habla demasiado de futuro con un tufillo electoralista.
• No se definen cuales son las acciones prioritarias, motoras de actividad y acciones multiplicadoras.
• No están definidos los recursos humanos necesarios para llevar a cabo el Plan como son los agentes de desarrollo, técnicos y expertos.
• Nos preocupa la referencia que se hace a los Grupos de Acción Local, que han demostrado estar demasiado contaminados por la acción política partidista. Quizá habría que buscar por otros caminos la dinámica de las zonas, como son los pequeños empresarios, artesanos, gente que vive y trabaja en esos lugares.
• Entendemos que un Plan de estas características necesita un tiempo amplio para su desarrollo pero que en estos momentos no exista un calendario planificado, salvo en infraestructuras, y que no estén asociadas las acciones a presupuestos correspondientes, resulta preocupante. ¿Por qué no se ha creado en el 2005 el Fondo de Compensación Territorial?.


Nos preguntamos, o más bien les preguntamos: ¿Ha asumido el Gobierno del Estado dicho documento?. ¿Cuándo y cómo se van a desarrollar los apartados del Plan Oeste?. ¿Cómo va a colaborar el Estado con la Junta de Castilla y León para su concreción práctica?. Estamos esperando las respuestas. Los ciudadanos sienten un sabor agridulce de un Plan necesario pero que no arranca.

Administración autonómica: Produce un cierto sonrojo y sospecha que exista voluntad política real y sincera que este importante problema de la despoblación se plantee en las Cortes de Castilla y León, vía la Comisión sobre Población en el 2004, y aún estamos en ello, cuando la Autonomía es una realidad política y administrativa desde 1982 y cuando la situación, como ya hemos dicho anteriormente, en algunas comarcas es casi irrecuperable. Otras Comunidades como Castilla-La Mancha, con problemas similares a la nuestra, empezaron a tomar medidas, a través de un gran Acuerdo Marco en materia industrial, entre todas las instituciones, a partir del año 1992, con resultados esperanzadores.

Los ciudadanos, y este Foro, pedimos a los políticos que tomen decisiones y éstas deben reunir las siguientes condiciones:

- Que sean decisiones consensuadas políticamente y coordinadas con otras administraciones.
- Que tengan sus reflejos en partidas presupuestarias claras e independientes.
- Que se mantengan o corrijan en el tiempo hasta que se noten los resultados.
- Que sean respetadas por la alternancia de poderes en el futuro.

Desde este Foro partimos de una fuerte desconfianza de que realmente se quiera de una vez por todas abordar el problema. Estamos ya acostumbrados a ver como muchas veces, cada grupo político, busca justificaciones siempre con relación a otro grupo político opositor para no llegar a ninguna solución operativa. Con esta forma de actuar se equivocan, sólo deben mirar a los ciudadanos y ante ellos, en este caso, no encontraran nunca justificaciones para no abordar este importante problema.

Muchas gracias.

Zamora, 3 de marzo de 2005.

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
Volver
Subir