José Navarro Talegón

       
       
 

 

 

El Foro Ciudadano de Zamora no puede menos que lamentar públicamente y denunciar la decisión de cesar a José Navarro Talegón en la tarea que venía desempeñando en defensa del patrimonio de la provincia. La aplicación del Reglamento para la Protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León, que posibilita la renovación de cargos en las Comisiones de Patrimonio, ha sido aprovechada por la Junta de Castilla y León para cesarlo como Comisionado de Patrimonio en la provincia de Zamora.
Las razones que se esgrimen desde la administración regional aluden a que la alternancia en los cargos es algo perfectamente normal, tal como se han apresurado a contestar los encargados de dar explicaciones en la provincia. Sin embargo todos sabemos que la realidad no tiene mucho que ver con esa respuesta de aparente normalidad.

No es necesario renovar en el cargo a quien a lo largo de una dilatada y por tanto comprobable actividad profesional, velando por la conservación del patrimonio, ha demostrado su valiosa aportación desde una sólida formación científica y una intachable integridad e independencia.

Pocas personas podrían desempeñar el cometido con tan inmejorables credenciales, como se sabe muy bien en Zamora. Aunque quizá no en Valladolid, desde donde al parecer se ejerce un centralismo autoritario de añejo cuño, que viene a advertir de que “el que no está conmigo, está contra mi”, con la aprobación obediente de los representantes locales.
En realidad, el Comisionado sólo ha cometido una falta: criticar a la Administración regional, responsable de la salvaguarda de nuestro patrimonio, por su falta reiterada de atención hacia esta provincia, que se ha traducido, como muy bien se conoce, en una ausencia escandalosa de inversiones y en un evidente desinterés por lo que a veces con medios propios y gran esfuerzo se realiza desde aquí. Un ejemplo de ello fue la muestra Legados en Toro, para la que J. N. T. no dudó en realizar todo tipo de aportaciones, incluso económicas, generosidad que, como en tantas otras ocasiones, rebasó con creces la dedicación personal y profesional que se espera del comisario científico de una exposición. Y que ésta llegara a buen fin, puede considerarse un logro personal, puesto que todavía se continúa a la espera del apoyo necesario para editar el catálogo correspondiente. Pero hubo muchas otras manifestaciones culturales que le requerían y en las que participó activamente, como las Las Edades del Hombre, por citar sólo un ejemplo que sobrepasa el ámbito provincial.

No es la primera vez que José Navarro Talegón ha sufrido en su propia persona las consecuencias de su trabajo constante en defensa del patrimonio de la provincia. En ocasiones incluso ha sido agredido físicamente por denunciar actuaciones urbanísticas ilegales o cuando impidió que se derribara el teatro Latorre de Toro, colocándose él mismo ante las máquinas.
Han sido muchas las situaciones en que ha demostrado su valiente y altruista dedicación a un cargo, que por otra parte desempeñó siempre sin beneficios ni intereses personales, y en todo el territorio provincial, donde ha llevado a cabo todo tipo de estudios e informes. Una densa actividad que le valió el reconocimiento personal e institucional hasta el punto de ser propuesto por la Diputación Provincial para el Premio de Castilla y León a las Bellas Artes hace al menos cinco años sin que fuera aceptado.

Resulta por todo ello lamentable que la respuesta a tantos años de trabajo y buen hacer sea un escueto cese, acompañado por un no menos seco agradecimiento por los servicios prestados. Sin duda una medida ejemplarizante que pone de manifiesto donde están los límites de la libertad de expresión en esta Comunidad, por la que la Junta de Castilla y León ha llegado a sacrificar a uno de los mayores defensores y valedores de nuestro patrimonio cultural.

Foro Ciudadano de Zamora


 
 
 
 
Volver
Subir